El hermano de Juana Martín declara que su cargo era "simbólico"

Un hermano de la diseñadora flamenca cordobesa Juana Martín declaró ayer como imputado ante el juez que investiga las presuntas irregularidades en Invercaria y aseguró que fue consejero de la sociedad Juana Martín Andalucía S.L. "a los efectos simbólicos", por lo que "no ha manejado nada".

Según el acta de su declaración, Rafael Martín Manzano, que actualmente es vendedor ambulante en los mercadillos de Córdoba, admitió que, en una reunión con el presidente y directivos de Invercaria, y "a solicitud" del primero, pidieron que fuera miembro de Juana Martín Andalucía. Todo ello "por tratarse de una persona cercana a Juana Martín, a los efectos simbólicos", aseveró el imputado en su declaración ante el juez de Instrucción 16 de Sevilla, subrayando que "no ha manejado nada" y que "sólo ha formado parte de esta sociedad" y debido a "la participación de Invercaria" en ella.

Y afirmó que, en 2012-2013, "se enteró de que había problemas" en la empresa y que "había juzgados que querían embargar a la sociedad porque no había dinero", de modo que en abril de 2013 efectuó ante notario y como representante de la empresa un reconocimiento de deuda por 168.162 euros a favor de Juana Martín Diseño S.L.

Tras ello, "un directivo de Invercaria llamado Nieto", en referencia a Antonio Nieto Garrido, ex director financiero de esta empresa pública, "le comentó que Invercaria se iba de Juana Martín Andalucía y que él fuera nombrado secretario de la sociedad", por lo que "firmó también ante notario su nombramiento como secretario" a pesar "de no tener conocimientos contables ni los propios de la llevanza de una empresa", ya que "confió en su hermana y en Invercaria".

En esta pieza separada, están imputados también su hermana, los ex presidentes de Invercaria Tomás Pérez-Sauquillo y Laura Gómiz, el ex director de promoción de Invercaria Cristóbal Cantos, y Nieto Garrido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios