Una nueva ley impulsará el acceso de las mujeres a las policías locales

  • La ratio de presencia femenina es de un 5,8%, el menor de los cuerpos de seguridad en la región. Problemas para los municipios pequeños al imponer la obligación de un mínimo de cinco agentes.

Comentarios 5

Las primeras agentes femeninas de la Policía Local se incorporaron en Córdoba en 1970. El alcalde de entonces sabía que Bilbao quería ser pionera y se adelantó. Aquella promoción incorporó a una decena de mujeres policía, a la que en los siguientes 46 años se han sumado más. No muchas más.

En la actualidad son 702 en un colectivo de 12.000 agentes municipales en la comunidad autónoma, el 5,85%, una ratio inferior respecto a otros cuerpos de seguridad: en el Ejército y en la Policía Nacional la presencia femenina representa un 12% y es superior al 6% en la Guardia Civil. De los 529 municipios andaluces que cuentan con Policía Local, el 69% no tienen mujeres.

Esta situación es "discriminatoria e inexplicable", dijo ayer el consejero de Justicia e Interior, Emilio de Llera, tras la aprobación por parte del Consejo de Gobierno de la Junta del anteproyecto de ley de coordinación de las policías locales, que reformará la ley vigente desde 2001.

La Junta ha diagnosticado el problema, aunque las medidas para solucionarlo son todavía difusas. A la espera de las alegaciones y el debate parlamentario, el anteproyecto reconoce lastres para las mujeres tanto en el acceso como en la promoción. El consejero consideró que la mejora en la transparencia de las pruebas permitirá que las mujeres, "que no se presentaban porque sabían que éstas estaban copadas por hombres, vayan a empezar a optar" por esta salida profesional.

En cuanto a la promoción, De Llera subrayó que las inspectoras y subinspectoras tienden a tener una mayor antigüedad que los hombres en esas mismas categorías, lo que pone de manifiesto las dificultades de promoción y conciliación y pese a que el porcentaje de policías locales mujeres con titulación universitaria es superior al de los hombres. También se constata que hay una distribución de tareas que tiene a concentrar a las mujeres en las tareas administrativas.

Por ello la nueva ley introducirá como causa de pase a la situación de segunda actividad el riesgo la lactancia natural, a fin de permitir la conciliación. Y eliminará la prohibición de participar en procedimientos de movilidad o promoción mientras se esté en situación de segunda actividad, cuando ésta sea por causa de embarazo o lactancia natural para permitir la promoción de las policías.

Además, se introducirán la igualdad en la participación, la igualdad de género, y la violencia de género como temas transversales en la programación de las actividades formativas, con vistas a su aplicación tanto dentro de los cuerpos de policías locales como en sus actuaciones con la ciudadanía.

Entre otras novedades se obliga a los municipios con más de 5.000 habitantes a contar con un cuerpo de Policía Local. Son muy pocos los afectados. Estos municipios tendrán que contar al menos con cinco agentes. Esta exigencia supondrá un problema para los municipios pequeños que aspiren a un cuerpo de policía local y que se valen hasta ahora de vigilantes municipales.

Según advirtió ayer a esta redacción el presidente de la asociación de vigilantes municipales de Andalucía (Avimun), Pablo Herrera, los municipios más pequeños pueden tener problemas económicos para asumir ese personal y preferir continuar con los vigilantes en lugar de intentar tener un cuerpo de policía local. Estos 120 "policías baratos" están presentes en 90 municipios. Sólo en Alcolea del Río son cuatro vigilantes; en el resto, menos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios