El juez imputa un homicidio imprudente a la madre del niño alemán fallecido en Espiel

  • El juzgado va a requerir la realización de más pruebas como informes médicos de ella

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de Peñarroya-Pueblonuevo (Córdoba) ha imputado un delito de homicidio imprudente a la madre del niño alemán de cinco años fallecido en Espiel (Córdoba), cuyo cuerpo fue hallado en un paraje cercano al pantano de Puente Nuevo, víctima de un fallo multiorgánico como resultado de un golpe de calor o una fuerte deshidratación. El juez va a requerir la realización de más pruebas como informes médicos de ella e informes topográficos de la zona. Por otro lado, ayer se autorizó la custodia del cadáver del niño a la madre, quien ya decidirá qué hace con él.

Según confirmaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), la mujer, T.K. acudió en la tarde del pasado miércoles a declarar durante unas tres horas aproximadamente. Una vez que ella contó su versión de los hechos, el juez le retiró la medida cautelar de abandonar la provincia y el país, que le impuso con el objeto de que no pudiera marcharse sin prestar declaración. La mujer narró lo sucedido en presencia de su abogado, del fiscal y de una intérprete designada por el juzgado, además de otro de su confianza que acudió con ella.

La Guardia Civil tuvo conocimiento de los hechos la tarde del pasado 20 de julio, a través de una llamada telefónica de la Policía Local de Espiel, de que había sido localizada en el pueblo una mujer de nacionalidad alemana que se encontraba desorientada y que presentaba magulladuras y arañazos, así como signos evidentes de deshidratación, sin poder precisar las causas de su estado ni el paradero de su hijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios