Un inspector de Trabajo critica la falta de control en el accidente de la A-7

  • Reconoce en el juicio por el siniestro de 2005 que la seguridad era insuficiente

El estudio de seguridad no sólo era "insuficiente", sino que el plan presentaba "deficiencias". Así de contundente se mostró ayer el inspector de Trabajo Ángel Martín, que elaboró dos informes a raíz del accidente de la A-7 que costó la vida a 6 obreros en 2005. Con estas palabras vino a desmontar parte del hilo argumental que había sostenido la defensa en sesiones anteriores del juicio que se celebra durante este mes en el Palacio de Justicia de Motril.

El experimentado inspector, con más de 40 años de servicio a sus espaldas, declaró durante tres horas y con su testimonio tiró abajo la teoría de que se cumplieron en las fechas de autos con todas las medidas de seguridad. Martín aseguró que el estudio de seguridad para el tramo La Herradura-Taramay, aunque era "un buen plan", sin embargo resultaba "insuficiente" y que presentaba algunas "deficiencias".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios