Los juzgados andaluces se alivian por primera vez de litigios "artificiales"

  • La demanda se estabiliza y marca un leve descenso, con 1,9 millones de asuntos · Lorenzo del Río aboga por "educar" a la sociedad en un "uso racional" de la Justicia

Comentarios 1

Los juzgados andaluces disfrutaron el año pasado de un descenso de los litigios gracias -además de otros factores- a una mayor renuencia de los ciudadanos de acudir a los tribunales por "cualquier cosa". Esta circunstancia es fundamental para un más rápido y solvente funcionamiento de los órganos judiciales, que en 2010 registraron 1.970.758 asuntos, lo que supone un uno por ciento menos que en 2009. Los juzgados resolvieron en ese período 1.924.384 asuntos más (2% más), lo que refleja un "leve" descenso de la litigiosidad de la comunidad por primera vez en los últimos tres lustros.

Según la memoria del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), presentada ayer por primera vez en formato digital, del total de asuntos registrados, 1.495.910 correspondieron a la jurisdicción penal, seguida de la civil (340.208), la social (76.312) y la contencioso-administrativo (58.355). Esta "leve" disminución, que en total supone un descenso del uno por ciento, en los asuntos registrados se produce por primera vez en los quince años desde los que se cuenta con registro estadístico, ya que en los últimos tres lustros todas las jurisdicciones habían registrado diferentes aumentos.

El presidente del Alto Tribunal andaluz, Lorenzo del Río, hace en la memoria una reflexión acerca de que la situación final no es satisfactoria ante la dificultad para bajar la tasa de asuntos pendientes, que habían ido aumentado progresivamente en los años anteriores. De hecho, el número de resoluciones dictadas en el ámbito jurisdiccional del TSJA, que subió un 2 %, no ha sido suficiente para absorber el número de asuntos pendientes, que han aumentado a tasas del 6% (603.667).

Estos datos revelan un empeoramiento anual de la situación de los órganos judiciales andaluces, pese al general "esfuerzo resolutivo" de la judicatura andaluza, que en total dictó 313.082 sentencias. Durante la presentación de estos datos, Del Río relacionó el leve descenso registrado con una estabilización de los procesos judiciales derivados de la crisis económica, que en años anteriores había supuesto importantes incrementos por asuntos relacionados con procesos laborales o mercantiles.

Las audiencias que ingresaron una mayor cantidad de asuntos penales fueron las de Málaga, Sevilla y Cádiz, por encima de 4.000 procesos al año, mientras que las que tuvieron una mayor cantidad de asuntos penales pendientes de resolución a 31 de diciembre de 2010 fueron Málaga, Sevilla y Granada.

Del Río abogó en la presentación de la memoria por "educar" a la sociedad en un "uso racional" y "sostenible" de la justicia para evitar lo que denominó la "litigiosidad artificial", que desemboca en una "sobreutilización" del proceso "abusiva en ocasiones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios