La letrada de la residencia, la cocinera y el marido de la dueña colaboran en la investigación

  • La Policía Científica y los Bomberos han comenzado a investigar las causas del siniestro.

La representante legal de la residencia 'Aurora', la cocinera y el marido de la dueña del geriátrico --ésta no ha podido acudir por encontrarse sedada-- se encuentran colaborando en estos momentos con la Policía Científica y el Cuerpo de Bomberos de Sevilla dentro de las labores de investigación iniciadas para intentar esclarecer las causas del incendio, originado esta noche y que se ha saldado con seis fallecidos. 

Así, estas tres personas llegaron a la residencia sobre las 10:30 horas, donde hacía ya diez minutos que efectivos de la Policía Científica y de Bomberos trabajaban en la investigación de los hechos, pues hay que recordar que durante la noche se limitaron a trabajar en las tareas de rescate y de reconocimiento de víctimas. 

De igual modo, se ha acercado hasta el lugar de los hechos Dolores, cuyo marido, enfermo de alzheimer, vivió en esta residencia durante tres años, hasta que hace dos meses la familia decidió trasladarlo a otro geriátrico concertado con la Junta de Andalucía, todo ello debido al elevado coste que suponía mantenerlo en el inmueble hoy siniestrado. "Mi marido ha vuelto a nacer", afirmó Dolores. 

Asimismo, explicó a los periodistas que en la mañana de hoy martes consiguió hablar por teléfono con la hija de la dueña para interesarse por el estado de los ancianos internos, con los que tenía "mucho trato" tras tres años visitando todos los días la residencia. Además, dijo creer que una de las fallecidas es una mujer de 65 años, prima de la dueña y que dormía en la segunda planta del edificio. 

Mientras la Policía Científica trabajaba en el interior de la residencia, varios familiares se han desplazado hasta la misma, uno de ellos hijo de una interna de 97 años, el cual explicó a Europa Press que su madre fue trasladada en un primer momento al Hospital Virgen Macarena de Sevilla, donde fue dada de alta, encontrándose en buen estado. Este familiar ha ido hasta la residencia para recoger ropa, medicamentos y la cartilla sanitaria. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios