Uno de los linces muertos el fin de semana recibió 12 tiros

  • La necropsia practicada a la hembra llamada Esponja desvela también que no murió en el mismo lugar en el que fue tiroteada.

Comentarios 19

Uno de los tres linces ibéricos hallados muertos este fin de semana en Doñana, concretamente la hembra, de nombre Esponja,, falleció a causa de traumatismos múltiples provocados por al menos 12 disparos, según se desprende de la necropsia realizada al ejemplar en el Centro de Análisis y Diagnósticos (CAD) de la Consejería de Medio Ambiente.

Así, según recoge la necropsia, se han encontrado en el cuerpo del animal, una hembra de dos años y medio de dad procedente del núcleo de Puebla de Aznalcázar, al menos 12 proyectiles plomados en diversas localizaciones con afección de los órganos vitales.

De estos 12 proyectiles, dos se encontraban alojados en el cráneo, cuatro en el pecho, tres en la zona torácica, uno en la zona abdominal ventral, uno en el tercio posterior y uno último en una de las extremidades posteriores. Los disparos le provocaron "múltiples fracturas" en el cráneo y en el hueso frontal, así como en la escápula derecha y la caja torácica.

Asimismo, parece ser que el lugar en el que falleció el animal no es el mismo en el que fue encontrado, en la carretera A-494 de Moguer (Huelva) pues los restos orgánicos vegetales encontrados en el pelaje del lince "son diferentes a los que se pueden encontrar en el paraje donde apareció". 

Además, se ha concluido, según el avanzado grado de autolisis que se ha detectado en los análisis post mortem que Esponja llevaba muerta al menos un día y a pesar que se encontraba en una carretera relativamente transitada durante los fines de semana, su cadáver no fue visto hasta el pasado sábado por la noche.

En total, desde que se inicio el año 2010 han fallecido en el espacio natural siete ejemplares, lo que supone más del 10 por ciento de los 60 ejemplares que se estima que sobreviven en Doñana, distribuidos en unos once núcleos y de los cuales 16 son hembras territoriales y una veintena, cachorros. No obstante, se ha producido desde 2004 un incremento poblacional significativo, de un 50 por ciento. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios