Una mujer maltratada se suicida antes del juicio contra su agresor

  • Lita B., británica que vivía en Garrucha, dejó en Facebook el relato de su tragedia

Lita tiene una relación. Lita ha pasado de tener una relación a estar soltera. Lita pasó de estar soltera a "es complicado". Lita ha pasado de "es complicado" a estar comprometida. Lita ya no está comprometida. El Facebook, una de las mayores redes sociales de internet, no deja dudas en la conflictiva relación que mantenía Lita B., una inglesa de 48 años residente en Garrucha (Almería), con Peter D.K., su ex pareja, también británico.

Desde hace días, la mujer venía expresando en la web su dolor, se sentía humillada, con el corazón roto, y el pasado miércoles hizo un anuncio, el de su suicidio, que se hizo efectivo en la mañana del viernes. Lita B. no soportó más su delicada situación y saltó al vacío desde la terraza de su edificio, en calle Mayor de Garrucha, horas después de colgar sus "últimas palabras" (last words) en la red social, el mismo día en el que se celebraba el juicio rápido contra su ex pareja, que se encontraba en prisión preventiva, por malos tratos. Los operarios de una obra cercana a su vivienda alertaron a la Policía Local de Garrucha al apreciar un comportamiento de la mujer realmente extraño. Se había situado en la terraza de su edificio para saltar y ni la rápida intervención de los agentes evitó que ocurriera la tragedia que se había anunciado en internet. Lita B. cayó en medio de la calle y los servicios sanitarios desplazados trataron de reanimarla sin éxito durante más de veinte minutos. La Guardia Civil certificó poco después una muerte por suicidio de una mujer que no sobrevivió a los malos tratos.

Lita B. recibirá hoy el último adiós antes de ser incinerada. Su madre y su hija llegaron a pedirle que no se dejara vencer en el Facebook al conocer su duro testimonio. En la madrugada del 3 de febrero, Lita denunció su situación y ya por la tarde quiso compartir con los 59 amigos que tiene en la red social sus últimas palabras. Describió su situación de "víctima" y, según su versión, fue "golpeada" durante el tiempo que estuvo viviendo en su casa su ex pareja. "Me dejó un ojo morado y una brecha en la cabeza". Es el testimonio de Lita B. en el que se despidió de sus seres queridos y reconoció que pasó las últimas 12 horas "aterrada, con una palanca de hierro entre sus manos, una botella en la cama y el teléfono listo para marcar el número de la Guardia Civil".

El presunto agresor salió de los calabozos el viernes por la tarde, cuando Lita ya se había suicidado. Un día más tarde, en el mismo post en el que ella anunció su muerte, su hija Tiffany le dejó una amenaza a su ex pareja: "Púdrete en el infierno, Pete".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios