El juez no cree necesaria una nueva declaración del denunciante del caso Romanones

El Juzgado de Instrucción 4 de Granada, que investiga el llamado 'caso Romanones' de abusos sexuales presuntamente cometidos por sacerdotes, ha rechazado citar de nuevo para su declaración al joven cuya denuncia dio origen a la investigación de la causa. El titular del Juzgado, el magistrado Antonio Moreno, desestima así la petición formulada por la defensa de los imputados el pasado 11 de junio, al considerar que una nueva declaración de la víctima es "innecesaria" a la vista de las ya practicadas y a "las que han tenido acceso todas las partes".

Así consta en un auto de fecha 1 de julio en el que el juez asume en ese sentido los argumentos expuestos por la Fiscalía de Granada, que también se mostró en contra de una nueva comparecencia en sede judicial del joven. Además, en su resolución, contra la que cabe la interposición de recurso, considera que una nueva declaración supondría una "victimización secundaria" del denunciante. Así, en el auto señala que "en este caso y con el fin de evitar una intensificación de victimización, o victimización secundaria , y existiendo múltiples declaraciones y entrevistas a las que ha tenido acceso la parte solicitante de nueva declaración, no ha lugar por todo ello tampoco a acceder a tal solicitud".

El caso se hizo público el pasado mes de noviembre, cuando fueron detenidos el considerado líder del grupo, el padre Román M.V.C. dos sacerdotes más y un profesor de Religión, que sin embargo quedaron después en libertad con cargos, en un caso en el que estaban imputadas inicialmente un total de doce personas. Sin embargo, el pasado 14 de febrero el titular del juzgado declaró prescritos todos los delitos salvo los atribuidos al principal acusado, el padre Román.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios