"Que el nombre de Marta persiga de por vida a los acusados"

  • Eva Casanueva desea al asesino de su hija "que la cárcel sea un infierno diario".

Comentarios 41

Los padres de Marta del Castillo han asegurado esta mañana que esperan que el nombre de su hija “persiga de por vida” a los acusados, a los que han sido condenados y también a los absueltos, y que el tiempo que Miguel Carcaño pase en la cárcel cumpliendo la condena de 20 años sea para él “un infierno, día a día”.

Tras realizar una valoración más detallada de la sentencia de la Audiencia de Sevilla que ha absuelto a tres de los cuatro acusados, Eva Casanueva, la madre de Marta, mostró su deseo de que estas personas no puedan olvidar nunca el nombre de su hija. “A Miguel Carcaño espero que el tiempo que pase en prisión sea un infierno, día a día, y para todo aquel, condenado o no, que haya tenido algo que ver con mi hija, que el nombre de Marta del Castillo les persiga de por vida”, aseveró Eva Casanueva, que compareció ante la prensa con el cabello oscuro.

Al inicio de la rueda de prensa, celebrada en los bajos de un bloque junto al domicilio de la familia de Marta y a la que asistieron más de medio centenar de periodistas y una decena de cámaras de televisión, el padre de Marta, Antonio del Castillo, intervino para pedir perdón a sus hijas. “Quiero pedirles perdón por traerlas en un país donde la Justicia deja mucho que desear y brilla por su ausencia. En un país inseguro. Lo siento por ellas, más vale que nos hubiéramos ido a otro sitio”, lamentó.

El padre de Marta realizó un repaso detallado de la sentencia de la Audiencia de Sevilla y criticó que los jueces no hayan tenido en cuenta su testimonio, en relación con su presencia en el piso de León XIII la noche del 24 de enero de 2009, cuando María García aseguraba que se hallaba en el domicilio estudiando. Antonio del Castillo entregó a los periodistas una copia de la factura de su teléfono móvil para acreditar que esa noche, a las 00:47 horas exactamente, realizó una llamada a su mujer –de 13 segundos de duración- para cerciorarse cuál era la ventana correspondiente a Miguel Carcaño y a esa hora no había nadie en el domicilio. “Eso consta en la investigación, pero a mí me tienen que quitar la razón”, añadió Del Castillo, que criticó que la sentencia se va “ajustando a lo que le conviene".

Los padres entienden que esos testimonios no han tenido en cuenta porque se intenta “sacar a una persona”, en alusión a María García y eso ha motivado un “beneficio colateral para Javier Delgado y Samuel”. Antonio del Castillo también criticó que el tribunal no haya tenido en cuenta el testimonio del taxista que aseguró haber trasladado de madrugada al hermano de Miguel Carcaño a León XIII y dijo que él sólo ha escuchado una vez la voz de Javier Delgado “y yo la reconozco”, ha apostillado  contra la sentencia de la Audiencia de Sevilla. “Estamos montando una película de Almódovar, sinceramente”, llegó a afirmar Del Castillo.

En cuanto a otros hechos que declara probados el fallo, como que el cuerpo de Marta quedara tendido tras el golpe debajo de la mesa del ordenador, la familia dice que esta posición no aparece en ninguna de las declaraciones que ha prestado Miguel Carcaño, por lo que creen que “se hace para justificar la prueba de ADN”, y explicó que la colocación del tensiómetro para comprobar que había muerto no aparece en las distintas versiones de Miguel hasta la que realizó el 16 de marzo de 2009, cuando confesó la violación, lo que lleva al padre a afirmar que “han ido cogiendo una declaración y otra, dependiendo de cómo le iba bien”. Tampoco se da explicación, según la familia, a que los restos biológicos hallados en la cama del dormitorio se deban a que Miguel lanzó el cenicero tras el golpe, porque había restos en la cabeza y en los pies, por lo que se preguntan si es que “rebotó el cenicero”.

En cuando a la participación de un “tercero desconocido” en las labores para sacar el cuerpo del piso de León XIII, el padre consideró “penoso” que una sentencia introduzca la aparición de un “amigo invisible”. Eva Casanueva indicó que “posiblemente” puede haber más personas implicadas en la desaparición de su hija, pero los acusados sí están involucrados. “Para nosotros respecto a los que están imputados hay pruebas suficientes de que colaboraron en deshacerse del cuerpo”. Sobre la absolución de Samuel Benítez, la familia recuerda que hay una franja horaria, de al menos una hora y media, “en que nadie lo ve” en la barriada de Montequinto y critica la valoración del testimonio de los amigos, a los que se da “veracidad como si fueran policías”.

Tampoco están de acuerdo con la credibilidad que el tribunal da a las conversaciones que mantuvieron Javier Delgado y su hermano Miguel, en cuanto a la sinceridad y la sorpresa que el primero muestra cuando asegura que se entera de que ha estado engañado todo este tiempo por su hermano. “Nos lo tenemos que creer a pies juntillas”, añadió Del Castillo.

Por último, el padre dijo que ignora de “dónde sacan” los jueces que el cuerpo fue sacado del piso de León XIII a las 22:15 horas del 24 de enero, y concluyó que “si coloco los horarios como quiero, hay falta de pruebas, pero pregúntenle al Grume (Grupo de Menores de la Policía) cuántas pruebas hay recogidas”. La madre de Marta, Eva Casanueva, explicó que tras leer el fallo ha tenido que “aparcar el dolor, porque era pura rabia e indignación” y añadió que ya no pueden “creer en la Justicia y mucho menos en quien la elabora” porque “la ley es muy ancha y cada uno la aplica como le viene en gana”.

“Parece que somos mentirosos, nos hemos equivocado en los horarios y todo es para sacar a una persona”, en alusión a María García. La madre explicó que si pudiera le preguntaría al juez “qué hizo Miguel con la silla de ruedas hasta las dos de la madrugada o dónde la escondió, si se dedicó a pasearla”, ironizó, al igual que cuando se refirió al “profundo sueño en el que se sumió” María García que le hizo no escuchar los golpes de las personas que se acercaron aquella noche al piso de León XIII. “Tengo derecho como madre y como ciudadana de pensar mal”, afirmó la madre, que confesó que esperaba de la sentencia que “todos fueran condenados”, aunque entiende que iba a ser más discutible que fuesen a prisión porque en el caso del hermano estaba exonerado del delito de encubrimiento.

Preguntada sobre si tiene miedo a encontrarse a alguna de las personas absueltas, la madre fue contundente: “No tengo miedo, me preocupa mi reacción”.El padre de Marta anunció que, aunque siempre se había opuesto a esta medida, en los próximos días va a abrir una cuenta bancaria para recaudar fondos para recurrir la sentencia “hasta donde haga falta”, incluso al tribunal europeo de Estrasburgo. En los próximos días también convocarán una manifestación “en repulsa” contra la sentencia de la Audiencia de Sevilla, para que todas las personas “que se hayan sentido engañadas e indignadas” por el fallo “vengan a gritar con nosotros que ya está bien de injusticias”.

Del Castillo también se refirió a la parte de la sentencia en la que aparece una “mención especial” a su persona, por criticar en los medios de comunicación las decisiones judiciales. El padre dijo a este respecto que la Constitución Española reconoce y protege el derecho a expresar y difundir opiniones y pensamientos. “Sólo ejerzo el derecho a expresar mi opinión, porque no estoy de acuerdo en el razonamiento” de la sentencia. Eva Casanueva consideró que se trata de una “sentencia castigadora” con la familia por haber estado tres años reclamando justicia para su hija. “A mi marido le dan un tirón de orejas, pero lo único que hemos intentado estos tres años es que nos digan dónde está Marta”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios