Los nuevos cargos, con el reto de 'acercar' la Junta

  • Menacho y Barrios se estrenan elogiando a sus predecesores

Acercar la gestión de la Junta a la ciudadanía y hacer más visibles las políticas de la Administración andaluza para combatir el paro. Este es el reto prioritario que el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ha encomendado al nuevo consejero de Gobernación y Justicia, Francisco Menacho, y al nuevo delegado del Gobierno andaluz en la provincia de Cádiz, Manuel Jiménez Barrios.

Ambos aterrizaron ayer en sus nuevas responsabilidades y, en declaraciones a este diario, coincidían en mostrar su ilusión por el trabajo que tienen por delante pero, también, en sus elogios a sus predecesores, quizás con más énfasis que en relevos similares.

"Luis Pizarro es un referente del socialismo andaluz y ha hecho un gran trabajo en la Consejería de Gobernación, sobre todo en materia de Administración Local. Mi cometido ahora es mejorarlo, que no va a ser fácil. Pero vengo con la máxima ilusión y con las ganas de aportar toda mi experiencia de todos estos años. Porque esto no es un proyecto personal, sino que es de todos", reflexionaba ayer Francisco Menacho, que regresa a un cargo de la Junta 11 años después de que fuera cesado por Alfonso Perales como delegado del Gobierno andaluz en Cádiz.

Menacho fue sustiuido entonces por José Antonio Gómez Periñán, que ayer, tras oficializarse el relevo, formalizó su renuncia al cargo, junto a los directores generales José María Reguera y Manuel Brenes. Estas tres renuncias no molestaron a Menacho. Es más, asegura que contaba con ellas "porque tanto Gómez Periñán como los otros compañeros tenían un compromiso personal con Pizarro que ahora entienden que ha acabado". A partir de hoy Menacho entrará en faena con la orden directa de Griñán de desarrollar las leyes locales y los proyectos de las Ciudades de la Justicia de la comunidad.

De regreso a su tierra está el chiclanero Manuel Jiménez Barrios, nuevo delegado del Gobierno andaluz en Cádiz. Ayer veía "apasionante" su nueva tarea, elogiaba el trabajo tanto de Pizarro como de Almagro y explicaba que buscará, sobre todo, "hacer más visibles las políticas de la Junta para favorecer la creación de empleo, ejercer de interlocutor con empresarios y sindicatos y redoblar los esfuerzos para mejorar la coordinación entre los diferentes delegados, que ya es buena".

Aseguró "no tener constancia" de que vaya a haber más relevos de delegados en próximas fechas, destacando al respecto que "todos vienen realizando un trabajo correcto". Y sobre la polémica suscitada por las bajas de Pizarro y Almagro fue explícito: "De los temas orgánicos no hablo, pero es evidente que me hubiera gustado llegar con otro ambiente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios