El obispo de Córdoba se alegra del eco de su carta contra la fornicación

  • Demetrio Fernández acusó a centros de Secundaria de incitar a la práctica del sexo.

Comentarios 6

La polémica que suscitó la última carta pastoral del obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, en la que indicaba que los medios de comunicación y algunas escuelas de Secundaria "incitaban" a la fornicación, no le ha hecho retroceder un milímetro en su posición. En lugar de matizar su discurso, el prelado lo reforzó aún más ayer al señalar que se alegra de que el texto suscitara tanto "atractivo" y que el contenido de la carta llegara al "mundo mundial" gracias a la gran difusión que tuvo a través de los medios de comunicación y los "numerosos blogs" que se han hecho eco en internet. El prelado, que abordó este asunto en el marco de la presentación de los actos que se celebrarán al cumplirse el cursillo de cristiandad 1.000 en Córdoba, rechazó que dijera en este mismo escrito que algunas escuelas fomenten la fornicación "como afirman algunos medios".

No fue nada fácil que el obispo se ocupara de un asunto que ha levantado en los últimos días más críticas que apoyos. De hecho, en un primer momento se opuso de manera tajante a ello al puntualizar que "hoy no toca esto, ya que hoy hemos de ocuparnos de otros temas". Pese a recalcar que el análisis de la carta pastoral "distrae" la presentación del programa de los cursillos de cristiandad, monseñor Fernández subrayó que el contenido de la carta se limitaba a "comentar la palabra de Dios" del domingo pasado. En esta misma línea, el obispo recordó que en la polémica pastoral abogaba por una vivencia de la sexualidad como la Iglesia siempre nos ha enseñado, viéndola "como un aspecto precioso de la persona".

En cuanto a las críticas vertidas por dos consejeros de la Junta de Andalucía, el de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, y la de Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, manifestó que "no tengo nada que valorar. Ambos responsables de la Junta de Andalucía aseguraron la pasada semana que la carta contenía un discurso "del siglo XVI" y que se trataba, en líneas generales, de una "falta de respeto" a los educadores, ya que hablaba expresamente de la incitación a la fornicación en los centros educativos. Fernández tampoco aclaró a que colegios se refería en su misiva.

En esta misma carta el prelado hizo referencia a la candidata a miss Venezuela, Vivian Sleiman, quien ha publicado el libro Virgen a los treinta y que no alcanzó el título "por no aceptar la propuesta de la fornicación, que al parecer era una condición -no escrita- del concurso".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios