Los padres de Marta hallan diez contradicciones entre las sentencias

  • La acusación particular basa su recurso ante el Supremo en las diferencias entre la resolución que sólo encuentra culpable a Carcaño y la que condenó al Cuco.

Los padres de Marta del Castillo han detectado hasta diez contradicciones entre la sentencia de la Audiencia de Sevilla que condena a Miguel Carcaño a 20 años de cárcel y absuelve al resto de los acusados y la del juez de Menores que condena a Francisco Javier García Marín, el Cuco, a tres años de internamiento por encubrimiento. Así lo expone el abogado de los padres, José María Calero, en el recurso de casación contra la sentencia de la Sección Primera de la Audiencia que presentó ayer por la mañana ante el Tribunal Supremo.

El recurso, de 75 folios, insiste en la inconstitucionalidad que supone el doble enjuiciamiento del caso y considera que se vulneran varios preceptos como el de seguridad jurídica o el de un juez imparcial. El letrado encuentra hasta diez contradicciones entre las dos sentencias del caso. La primera de estas incongruencias es acerca de la llegada del Cuco al piso de León XIII en el que se cometió el crimen. Mientras que la Audiencia indica que el Cuco se presentó en la casa porque había quedado antes con Carcaño y Marta, el juez de Menores consideró que el Cuco llegó porque Miguel, después de matar a Marta, le llamó por teléfono a él y a Samuel Benítez.

Otra contradicción es sobre esas dos llamadas, que la Audiencia dice que no existieron y el juez de Menores dio por probado. El fallo recurrido ahora "omite la existencia de cualquier traslado" en coche del Cuco y Samuel hasta León XIII, cuando el anterior decía que el Cuco cogió el coche de su madre y recogió a Samuel para irluego al piso.

La inclusión del "tercero desconocido" es la base de otras tres contradicciones encontradas por la acusación particular. La Audiencia entiende que en el piso sólo estaban Miguel y el Cuco cuando se concibió el plan para hacer desaparecer el cuerpo, que esa decisión la tomaron estas dos personas y luego la llevaron a la práctica con la ayuda de una tercera. El otro tribunal, en cambio, considera que en la casa estaban, además de Carcaño y el Cuco, Javier Delgado y Samuel Benítez, que entre los cuatro decidieron ocultar el cadáver y que fueron el Cuco y Samuel quienes sacaron el cuerpo a pulso mientras Miguel llevaba la silla de ruedas.

Otra de las diferencias es la hora a la que sacaron el cuerpo de la vivienda. La Sección Séptima sitúa la salida del cadáver de la joven asesinada a las diez y cuarto de la noche del 24 de enero de 2009, ya que a esa hora se separaron los participantes. El anterior fallo, sin embargo, consideraba probado que el cuerpo fue sacado de la vivienda durante la madrugada del 25 de enero.

La octava contradicción es sobre el traslado del cadáver. La Audiencia no describe cómo se llevó a cabo, mientras que el juez de Menores detallaba cómo se sacó en la silla de ruedas, se introdujo en el coche de la madre del Cuco y como Samuel y éste lo trasladaron mientras Miguel los seguía en moto.

La presencia del hermano de Carcaño en la casa es el noveno punto discordante. La Audiencia fija que se marchó sobre las 20:40 y Menores que estaba presente cuando se plantea la desaparición del cuerpo. La última contradicción atañe a Samuel, al que la Audiencia sitúa todo el día en Montequinto y el juez de Menores mantiene en el piso de León XIII tras el crimen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios