"Ya ha pagado de más, no se entiende tanta burocracia"

  • La familia de Montes Neiro esperó ayer sin éxito la salida del preso de la cárcel de Albolote

Parece que la Justicia quiere facilitar a Miguel Montes Neiro que la biografía que prepara se convierta en un best seller e incluso tenga su versión cinematográfica. Y tiene todos los ingredientes para serlo pues cada día las noticias son más rocambolescas e increíbles que la jornada anterior. Incluso, si no fuera por que es una historia real y que está en juego la libertad y la vida de un hombre, parecería incluso de chiste.

Porque conseguir tres indultos en dos meses de dos partidos políticos diferentes y seguir en prisión tras 36 años cumpliendo condenas por delitos comunes -ninguno de sangre-, parece increíble si se compara además su situación con otros casos judiciales en los que los condenados salen en libertad sin cumplir sus penas completas. "Y luego no quieren que el pueblo diga que la Justicia se aplica para unos de una forma y para otros, de otra", reclamaba ayer su familia. Porque, o no se cuenta toda la verdad o el funcionamiento judicial y penitenciario en este caso es sin duda increíble.

Pero si Miguel Montes está desesperado por salir ya de la cárcel su familia no puede más. Aguantar uno tras otro los varapalos judiciales no es fácil. Y ya se nota en el semblante de su hermana Encarnación, portavoz desde el primer momento de la familia y de su hermano Miguel. No da crédito a la pesadilla judicial que están sufriendo. Ayer se tuvieron que volver de la prisión de Albolote de nuevo con las manos vacías y ya son varias las ocasiones en las que esperan que salga y finalmente sigue entre rejas.

Ayer se habían reunido más de 50 familiares y amigos que lo esperaban en casa, además de sus dos hijas.

"Esto no tiene sentido, es un obstáculo tras otro. Ya tiene sus indultos firmados, ¿a qué esperan para soltarlo? Ya ha pagado de más por lo que ha hecho, por lo que es de ley que salga y no es de justicia que le pongan más obstáculos", aseguró ayer Encarnación Montes a las puertas de la prisión donde se había reunido parte de la familia para recibir a Miguel en lo que consideraban ya el día de su ansiada libertad. Incluso habían llevado ropa nueva para que Miguel se cambiara y comenzara con buen pie su nueva vida. Encarnación se mostró ayer ya "cansada de pedir justicia". "Le han condenado por delitos que no ha cometido. Todo esto no tiene sentido. El pueblo no entiende tanta burocracia", explicó.

Desde primera hora de la mañana, los familiares de Miguel esperaban a las puertas de la prisión provincial de Albolote su salida. Estaba su hermana, su primer abogado y amigo de la familia, sus sobrinos. Otra parte de la familia estaba en Granada, acompañando a su abogado Félix Ángel Martín, que intentaba también entre los juzgados y la Audiencia que se ordenara la libertad inmediata de Miguel aunque no estuviera publicada en el BOE la orden de indulto.

Pero transcurrían las horas y los ánimos se tornaban, otra jornada más, desesperación. Primero sentó como jarro de agua fría que la jueza solicitara sendos informes a la Fiscalía y a Vigilancia Penitenciaria para valorar su firma de excarcelación. La palabra informes retumbaba en el aparcamiento de la prisión, ocupado por los coches de los familiares y de los medios de comunicación que esperaban su salida. Pero la esperanza no se fue del todo hasta que la hermana entró en la prisión y le informaron de que había un "defecto" en el indulto de diciembre, que se refería a una causa de 1998 y no a la de 1999, que refundía dos penas de Córdoba y Fuengirola y lo condenaba a 12 años. Según eso, la prisión mantenía a Miguel entre rejas.

Esto sí que colmó a la familia, que se trasladó hasta los juzgados de Granada a pedir un nuevo informe para saber cuánto tiempo le quedaba por cumplir pese a los indultos y prisiones preventivas.

Toda una odisea que supone un palo más en la lucha que Miguel Montes Neiro ha emprendido por conseguir su libertad, que se resiste al máximo en una historia que merece un buen análisis judicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios