"Se pagará más por el agua por tener mejor servicio"

  • Desde el Ministerio de Medio Ambiente cerró los traspasos a Andalucía de las cuencas Mediterránea y Atlántica, ahora culmina en la Junta la del Guadalquivir

Comentarios 13

Jaime Palop -ingeniero de Caminos, Canales y Puertos nacido en Valencia en 1959- trabajó en la pasada legislatura en el Gobierno central como director general del Agua. Ahora regresa a Andalucía al frente de la Agencia del Agua, en un periodo en el que este organismo recibirá las competencias de las aguas andaluzas del Guadalquivir. "Mi cuenca favorita", dice Palop sobre un río que le es conocido ya que presidió la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) durante unos meses antes de marcharse a Madrid y previamente ostentó los cargos de director de la Oficina de Planificación Hidrológica y de Comisario de Aguas.

-¿Cuáles son sus retos para el Guadalquivir?

-Es necesario que todos los usos tengan garantía y que los abastecimientos, incluso en situación de sequía, tengan agua en cantidad y calidad. Me gustaría un río con un medio hídrico saludable y con zonas de ocio. Me gustaría recuperar el paisaje del Guadalquivir.

-Todo eso requiere inversiones.

-Requiere inversiones, experiencia y aprendizaje. Pero las inversiones comprometidas por el Estado con la CHG seguirán adelante y, además, dispondremos de nuevas aportaciones de la Junta.

-¿Puede dar ya una cifra sobre lo que supondrá la transferencia en recursos?

-No puedo dar cifras, porque no me corresponde anunciarlas a mí. La comunidad está haciendo unas gestiones muy productivas en Madrid que van a permitir que se realice una magnífica transferencia. Prácticamente más del 90% de los efectivos de la CHG van a estar adscritos a la Agencia Andaluza del Agua.

-Tiene un compromiso para esta legislatura: aportar 1.000 hectómetros cúbicos más de recursos en cuatro años. ¿De dónde los obtendrá?

-De la puesta en servicio de las presas de La Breña II, El Arenoso o Alcolea, de los 5,94 hectómetros del trasvase del Guadiana al Guadalquivir, de las desaladoras a concluir en el Mediterráneo o de la modernización de los regadíos. Yo creo que incluso los 1.000 hectómetros cúbicos puede ser una cifra conservadora.

-Anunciar que se dispondrá de más recursos, ¿no es animar a aumentar el gasto de agua?

-Tener más recursos es una garantía y más seguridad.

-El precio del agua continúa estando subvencionado. ¿Corregirá esta situación el nuevo impuesto que propondrán con la Ley del Agua?

-Debe abordarse cómo adecuar los precios a los servicios que se prestan. Se paga más porque se va a tener un mejor servicio, de más calidad y más moderno.

-La Consejería de Medio Ambiente también tiene asignado desarrollar un pacto por el agua. No parece tarea fácil tras ver cómo se ha desarrollado el debate sobre este asunto en el Pleno del Parlamento.

-Andalucía es una tierra de hablar, de acordar, y eso es bueno. Tenemos unos antecedentes importantes, como el acuerdo para la recuperación del Guadalete, el pacto por el agua de 1994 o el del Guadalquivir de 2005. Éste sería un desarrollo natural de esa trayectoria de poner en común objetivos y formas de alcanzar metas.

-Desde el Ministerio fue uno de los propulsores del Programa Agua y las desaladoras del Mediterráneo frente al trasvase del Ebro. ¿Han sido estas infraestructuras la solución para Andalucía?

-Las desaladoras en el litoral nos han permitido que, en una sequía tan grave como la que padecemos, no se hayan dado cortes en los suministros urbanos.

-Sin embargo, la desaladora de Carboneras apenas se aprovecha porque no hay conducciones.

-Es un ejemplo de actuación que se podría haber ejecutado mucho mejor.

-También debe acometer los nuevos planes hidrológicos para las tres cuencas andaluzas.

-Los tendremos concluidos en diciembre de 2009. Estos planes van a fijar qué agua necesita la naturaleza en cantidad y calidad, para ser capaces de compatibilizar esos recursos con el desarrollo económico. También deberán poner fecha a partir de la cual, obligatoriamente, todos los regadíos utilizarán el agua de forma eficiente.

-¿Tendrá en cuenta los efectos del cambio climático?

-Así es. En el último objetivo de planificación, el de 2027, se incluirán una serie de consideraciones previendo menos precipitaciones por la alteración del clima.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios