El resto del tintero

Un panorama local como el del 95

  • El PP tiene al alcance de la mano el gobierno, por mayoría absoluta, de todas las capitales y un resultado bastante menos adverso que el de hace cuatro años, cuando el PSOE obtuvo el 50% de los concejales.

Comentarios 35

EL Partido Popular cruzó el vano de la casa del poder en 1995. Ese año ganó las elecciones municipales en España, se quedó a algo más de dos puntos del PSOE en Andalucía y, al año, Aznar logró vencer a Felipe González. Chaves aguantó la ola del cambio popular, pero tuvo que pactar con los andalucistas. Ahora, cuando falta menos de un mes para las elecciones locales del 22-M, es difícil no ver una situación similar. La legislatura 1993-1996, conocida como la de la pinza entre IU y el PP, fue la más difícil del PSOE andaluz: una crisis industrial grave, no tan general ni profunda como la actual, aunque sí acompañada de una conflictividad mayor; una oposición dura que encontró un filón en algunos casos de corrupción; unos socialistas aún divididos en los epígonos de las batallas entre guerristas y renovadores, y unas encuestas desfavorables. En 1995, el PSOE andaluz logró ganar las municipales en el conjunto de la comunidad autónoma, le sacó sólo dos puntos al PP, pero perdió todas las capitales de provincia, dos diputaciones y muchas grandes ciudades. El sondeo de Commentia que hoy publican los periódicos del Grupo Joly sobre cinco capitales (Málaga, Cádiz, Córdoba, Granada y Almería) aventuran un escenario similar, si se considera, además, que las encuestas que precedieron a esta serie, las que incluían a Sevilla, Huelva y Jerez, apuntaban en la misma dirección. Es decir: si se confirman estos pronósticos, habrá gaviotas en todas las capitales.

El PP gobernará sin mayores problemas en Málaga, Cádiz, Granada y Almería, donde sus alcaldes están plenamente consolidados. Sólo Teófila Martínez, en Cádiz, que gobierna desde ese 1995, no lograría aumentar su número actual de concejales, aunque la diferencia respecto a los socialistas es abismal: 18 frente a siete. Francisco de la Torre, en Málaga, aún puede ganar concejales a pesar de su acumulación de mandatos. Málaga es la capital andaluza donde más encuestados afirman que el municipio está, en estos momentos, mejor que hace cuatro años. Ni Luis Rogelio, en Almería, ni José Torres, en Granada, parecen encontrar mayores problemas. Ambos ganan ediles.

La novedad se encuentra en Córdoba, donde el PP de José Antonio Nieto se haría con una mayoría absoluta plena gracias al hundimiento de Izquierda Unida, formación que ha gobernado esta ciudad durante casi todo el período democrático. El factor determinante es la caída de IU, aunque Nieto ya fue el vencedor en los pasados comicios locales, cuando el cartel de izquierdas estaba liderado por Rosa Aguilar.

El mapa andaluz se completa con Sevilla, Huelva y Jerez, si bien los sondeos de estas ciudades se publicarán más adelante. No obstante, Commentia ya realizó para el Grupo Joly encuestas en las dos capitales en las que también se apuntaba una mayoría absoluta de los populares, si bien el grado de indecisos en Sevilla y la pérdida de concejales del PP en Huelva no ofrecen un escenario tan contundente como en los casos analizados hoy.

La escalada popular en las ciudades se debe, de un lado, a la popularidad de sus alcaldes, pero también a un alto grado de indecisión de los votantes socialistas. En algunos municipios es francamente espectacular el porcentaje de antiguos votantes socialistas que aún no ha decidido su voto, por lo que hay hueco para la sorpresas. O no. El líder andaluz del PP, Javier Arenas, es de los que mantiene que el cambio, de producirse, será de grandes proporciones. Los socialistas, sin embargo, opinan que en todos los sondeos hay mucho voto oculto a su favor.

Todo indica que el PP podrá gobernar en las grandes ciudades, en dos o tres diputaciones y, además, recortará los 8,5 puntos de ventaja que le sacó el PSOE en las municipales de 2007, cuando obtuvo el 49% de los concejales de Andalucía. Sin embargo, ni en 1995 el PP fue capaz de vencer a los socialistas en la totalidad. El PSOE sólo perdió por un punto las de 1979 frente a la UCD. Si ese hecho inédito en la historia andaluza ocurre ahora, Arenas habría atravesado el vano que, posiblemente, le llevaría al poder en 2012.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios