La patronal acusa a la Junta de frenar la mejora económica

  • El presidente de los empresarios achaca a la "mala gestión" de las consejerías que el VII Acuerdo de Concertación Social no esté dando los resultados esperados

Comentarios 1

Los sindicatos acusan a los empresarios, los empresarios acusan a la Junta y la Junta agradece los esfuerzos de ambos. El VII Acuerdo de Concertación Social sigue adelante porque como aseguró el propio consejero de Empleo, Manuel Recio, "es mejor tener un plan, que no tenerlo". Lo malo es que los resultados no están siendo tan satisfactorios como esperaban dos de las tres partes implicadas en el plan que se maneja. Este desencanto se pudo palpar en la Comisión General de Seguimiento celebrada ayer en las dependencias de la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia, que tuvo la mala fortuna, además, de coincidir con la publicación de un nuevo registro mensual negativo del paro.

El presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Santiago Herrero, fue el más duro: "Es la peor situación que nos podríamos encontrar. Es difícil de explicar que la economía internacional no está en crisis, que los demás no están en crisis en su mayoría y que sólo estamos en crisis nosotros, por lo que deberíamos analizar las circunstancias que rodean la situación". Según el análisis del máximo representante de los empresarios andaluces, la exclusiva de la culpa la tiene la Junta, por su "mala gestión" del Acuerdo de Concertación, la montaña de deudas de tiene contraídas con las empresas andaluzas y el "rosario de trabas" que pone a los proyectos estratégicos.

Las soluciones que propone la patronal pasan por que el Gobierno andaluz aumente su endeudamiento y venda activos, empresas o patrimonio para obtener liquidez y no siga acumulando deudas con la clase empresarial, que está "llegando a una situación insostenible". En una cosa si está de acuerdo Herrero con el consejero de Empleo: "En estos momento es mejor la concertación que la confrontación" y descarta la salida de la patronal del Acuerdo.

Los sindicatos no fueron tan pesimistas, pero sí aprovecharon para señalar su malestar con la patronal. "Pedimos una mayor responsabilidad social a los empresarios. Es cierto que hay graves problemas de financiación, pero los proyectos estratégicos que estamos esperando tienen que serlo de verdad y no incidir en una fórmula fracasada basada en la especulación que nos ha llevado a esta situación", explicó el secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero.

Manuel Pastrana, secretario general de UGT-A, por su parte, fue más gráfico y apuntó: "No hay economía pública que pueda aguantar la generación de empleo por sí misma y los empresarios no tienen proyectos estratégicos de primer orden a corto plazo. Ellos sólo lloran y despiden".

Ambos representantes sindicales indicaron que las ayudas a las empresas deben "vincularse a la creación de empleo y la creación de empleo de calidad". Y pusieron de ejemplo las ayudas europeas al campo andaluz: "No pueden llegar 16.000 millones de Europa para engordar las cuentas de unos pocos empresarios, dueños de las tierras, sin que den nada a cambio", expresó Carbonero.

Entre tanta recriminación, los consejeros de Economía, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila, y el de Empleo pusieron la nota positiva y apaciguadora y evitaron responder a las acusaciones del presidente de la Patronal. "El Acuerdo de Concertación ha servido para estabilizar la economía andaluza, la prueba es cuando se aprobó -en enero de 2010- crecíamos a un -3,2% y ahora estamos en un 0,1%", aseguró Ávila, quien mostró su convencimiento de que actualmente todos los parámetros económicos de Andalucía son visiblemente mejores que los de hace 15 meses y rechazó la propuesta de Herrero de vender activos de la Junta para pagar a los empresarios. Recio, por su parte, fue más allá y pronosticó que la comunidad autonómica comenzará "a crear empleo neto a finales de este año".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios