La patronal pide medidas para crear nuevas empresas y salvar las existentes

  • Gobierno, empresarios y sindicatos se han reunido para sentar las bases del VII Acuerdo de Concertación Social, cuya antesala podría ser un pacto para salir de la crisis.

Comentarios 1

Un pacto específico para salir cuanto antes de la actual situación de crisis podría ser la antesala del VII Acuerdo de Concertación Social, después de que gobierno, empresarios y sindicatos hayan certificado el cierre del VI acuerdo, cuyos resultados han considerado satisfactorios.

Alrededor de una hora y media ha durado la reunión de la comisión de seguimiento del VI acuerdo de concertación social, presidida por el jefe del Gobierno andaluz, Manuel Chaves, y en la que el Ejecutivo ha entregado a los agentes económicos y sociales el documento de bases del VII pacto, sobre el que empresarios y sindicatos harán sus aportaciones.

La Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) ha reclamado un pacto específico para el mantenimiento y creación de nuevas empresas y del empleo, con el argumento de que el nuevo acuerdo de concertación llevará un tiempo de concreción, una propuesta para la que el Gobierno andaluz no ve "ningún inconveniente", al considerar que la negociación se puede abordar de forma simultánea y que deben acordarse medidas inmediatas y otras a medio plazo.

En la conferencia de prensa posterior, el presidente de la CEA, Santiago Herrero, no ha querido dar más detalles del citado pacto, del que se ha limitado a decir que debe girar en torno a una serie de medidas urgentes que, posteriormente, formarían parte del nuevo acuerdo de concertación social si éste se alcanzara.

En este sentido, ha apuntado que "algún día habrá que contemplar el escenario del no acuerdo", sin bien ha subrayado que todos harán "el esfuerzo necesario" para que se produzca, tras lo que ha asegurado que el resto de acuerdos han sido "tan difíciles como lo será éste".

Al respecto, el consejero de Economía y Hacienda, José Antonio Griñán, ha dicho que "siempre" contemplan el escenario del no acuerdo, pero ha recordado que "siempre" se ha conseguido, en referencia a los seis pactos anteriores.

En esta ocasión, y con la crisis como trasfondo, las discrepancias han quedado patentes entre empresarios y sindicatos, quienes consideran "trascendental" el contenido del acuerdo por el contexto en que se negocia y, por ello, han dejado claras sus exigencias irrenunciables.

Así, han exigido un compromiso "fehaciente" de los empresarios sobre el cumplimiento de los derechos de los trabajadores recogidos en los convenios colectivos, así como un replanteamiento de las subvenciones destinadas a las empresas y una reorientación del uso de los recursos públicos destinados a la creación de empleo en favor de la cualificación.

Pero los líderes de UGT y CCOO de Andalucía, Manuel Pastrana y Francisco Carbonero, respectivamente, han demandado como prioridad un cambio del modelo de crecimiento económico en favor de los sectores energético, aeronáutico, las tecnologías de la información, innovación y desarrollo y la industria alimentaria.

Por su parte, la patronal ha incidido en la necesidad de reformas "profundas" que propicien la agilización de los trámites administrativos, así como de tipo fiscal, mientras que ha subrayado que en Andalucía, lo que ha funcionado hasta ahora, ha sido el turismo, lo residencial y la industria agroalimentaria.

"No se trata de contraponer sectores o modelos, sino de ser racionales en esas actividades", ha dicho Herrero, quien también ha apostado por sectores como las energías renovables y el I+D+i, aunque ha criticado que en estos ámbitos hay proyectos que soportan hasta 80 meses de tramitación.

Por otra parte, los sindicatos se han desmarcado de la posibilidad de un acuerdo con otros interlocutores que no sean los empresarios y el gobierno y han hecho un llamamiento a la responsabilidad de los partidos políticos para que sean capaces de buscar soluciones consensuadas en el ámbito parlamentario.

Ambos líderes sindicales han recordado, además, que la concertación social emana de la Constitución y el Estatuto de Autonomía, donde se señalan los "interlocutores naturales", lo que no impide otro tipo de acuerdos en el ámbito político.

El consejero de Economía ha abundado en este argumento y ha recalcado: "si creemos que en un contexto político determinado hay que buscar soluciones políticas se verá en el Parlamento, pero siempre habrá que llevarlas a la mesa de concertación porque es un pacto social, es un compromiso".

Las medidas contenidas en el VI Acuerdo de Concertación, en el que se han invertido 11.500 millones de euros que han generado 14.000 millones de inversión privada, seguirán vigentes hasta que se firme, en su caso, un nuevo pacto tripartito en Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios