Dos personas mueren al desplomarse el techo de una casa en Granada

  • Rubalcaba anuncia que el Consejo de Ministros aprobará "las máximas ayudas del Estado" para Jerez por los daños causados por las inundaciones del Guadalete

Dos personas, al parecer de nacionalidad británica, perdieron ayer la vida aplastados por el derrumbe de parte del techo de un cortijo en Rubite (Granada), en la carretera que une Castell de Ferro y Órgiva. Los fallecidos, un hombre y una mujer con edades comprendidas entre los 60 y los 65 años, se encontraban alojados en un anejo al cortijo, probablemente en una casa rural, en un lugar que ha sido muy castigado en los últimos días por los corrimientos y desprendimientos de tierra como consecuencia del temporal. Aunque está por confirmarse la causa del accidente, éste podría estar precisamente muy relacionado con los efectos causados debido a la virulencia de las últimas lluvias.

El desprendimiento del techo se produjo a primeras horas de la tarde, y hasta el lugar se desplazaron efectivos del servicio unificado de emergencias 112 y del parque de bomberos de Motril. Éstos sólo pudieron sacar los cuerpos sin vida de la pareja, sepultados por el techo que se desprendió.

Mientras tanto, en otro punto de la comunidad autónoma, Jerez de la Frontera (Cádiz), el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, visitó ayer la zona más castigada por las inundaciones del río Guadalete. Rubalcaba anunció que el Consejo de Ministros aprobará el próximo viernes un acuerdo de ayudas para Jerez y el resto de la provincia, al que podrán acogerse todas las personas que han sufrido pérdidas como consecuencia de las inundaciones.

Rubalcaba asistió a la reunión del Centro de Coordinación de Operaciones del Plan de Emergencia en el Ayuntamiento de Jerez. El ministro destacó que la provincia recibirá el máximo de ayudas que el Estado prevé para este tipo de catástrofes e insistió en que no habrá límite económico. Detalló que las ayudas abarcan un amplio abanico que va desde las que tienen carácter "personal hasta las relativas a enseres, familiares, viviendas, explotaciones agrícolas, empresas, exenciones fiscales, ayudas a la Diputación y a los ayuntamientos".

Rubalcaba manifestó que su primera impresión es que la parte "más llamativa" de los efectos del temporal está en Jerez, pero agregó que hay también otros municipios afectados por lo que el acuerdo del Consejo de Ministros incluirá a toda la provincia y podrían incorporarse otras de Andalucía, en las que también se han producido daños. "Todo ello sin perjuicio de que haya ayudas adicionales en función de una ley que ya está aprobada en el Parlamento, que aún no está publicada y que se va a aplicar también a esta provincia". Destacó igualmente la premura a la hora de adoptar medidas, una agilización que según dijo le ha pedido la alcaldesa Pilar Sánchez, por la gravedad de la situación de las familias que han tenido que ser evacuadas.

Una vez que se publique el acuerdo del Consejo de Ministros, los afectados podrán solicitar las ayuadas y a partir de ahí la Administración las cuantificará. "No hay límite máximo, por lo tanto todos aquellos que tengan derecho a ayudas las van a tener".

Tras este plan de acción inmediato, el ministro admitió que hay otras cuestiones que se deben abordar "para vér qué pasa con el cauce del río, pero hay que hacerlo con más tranquilidad". En su opinión, el problema del río puede ser de carácter estructual. "Éste es un problema que se debe tratar con seriedad y rigor técnico pero creo que en el río la cuestión no es que se limpie o no, aunque evidentemente si está limpio es mejor. Hay un problema de fondo, no conviene engañar a los ciudadanos y no hay que hacer demagogia. El cauce es estrecho, poco profundo para cuando vienen mal dadas como en estos días".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios