Un policía reduce a un conductor que lo encañonó en una carrera ilegal

  • El detenido participaba en una competición con otro coche por la autovía de Huelva.

Comentarios 37

Un policía local de Sevilla libre de servicio redujo el pasado martes a un hombre que le encañonó con una pistola cuando participaba en una carrera ilegal en la autovía de Huelva, la A-49. Los hechos ocurrieron sobre las nueve y media de la noche del martes. El policía había terminado su turno de trabajo y se disponía a regresar a su casa. Cuando circulaba por la A-49, entre Castilleja de la Cuesta y Bormujos, se le puso a su altura un coche cuyo conductor le apuntó con un arma de fuego.

El agente redujo la marcha y se colocó detrás del coche de este conductor, mientras avisaba por teléfono a la Guardia Civil. Al percatarse de que lo seguía, el conductor que había enseñado el arma aceleró y se distanció del coche del policía local. Sin embargo, unos kilómetros más adelante se encontró con que este hombre había cruzado el coche en mitad de la autovía y le estaba esperando.

El policía frenó, detuvo su vehículo y se apeó. Se identificó como policía y fue a sacar su arma reglamentaria. Al ver que el conductor hizo un gesto extraño, y creyendo que iba a utilizar el arma, el policía se abalanzó sobre él y logró reducirle tras un forcejeo. La Guardia Civil llegó instantes después y se hizo cargo del detenido, que fue trasladado a las dependencias del instituto armado.

El arma resultó ser simulada, si bien a simple vista no podía distinguirse. El detenido, de origen marroquí, estaba participando en una carrera ilegal con otro coche por la A-49 y sacó la pistola para intimidar al policía porque éste lo estaba observando durante cierto tiempo. En ningún momento lo había reconocido como policía ni sabía que se trataba de un agente de las fuerzas de seguridad, sino que sacó el arma para ahuyentar a quien consideraba como un curioso.

En un principio la Policía y la Guardia Civil creyeron que el coche del detenido estaba realizando algún tipo de escolta a otro vehículo, una práctica muy utilizada por narcotraficantes y delincuentes organizados para comprobar que la carretera por la que tiene que pasar algún cargamento de drogas u otra mercancía prohibida está expedita. Sin embargo, los agentes comprobaron luego que el coche del arrestado no llevaba ninguna carga sospechosa, sino que estaba practicando alguna competición ilegal con otro coche en mitad de la autovía. Es la primera vez que la Policía o la Guardia Civil tienen constancia de este tipo de carreras en carreteras como la A-49, que soportan un volumen de tráfico importante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios