Los populares retan a Griñán a desvelar la cifra real de déficit

  • Sanz manda "a su casa" a Aguayo si desconoce las cuentas del cierre de 2011

Comentarios 1

El PP retó ayer al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, a que aclare la cifra de déficit de Andalucía del 2011 antes de que comience la campaña electoral para los comicios autonómicos del 25 de marzo, y calificó de "vergüenza" que el Gobierno andaluz no haya dado a conocer la cifra.

La Junta ha barajado en las últimas semanas distintas previsiones, de las que luego se ha desdicho, sin que haya dado una cifra final de a cuánto puede ascender el déficit de la comunidad concluido el año 2011. "El déficit de Andalucía será, seguramente, mayor del 1,4%, y estará en la media", dijo Griñán en el último Pleno de la legislatura ante la insistencia del popular Javier Arenas, quien le preguntó si estaría en el 2,6%, el doble de lo acordado para las comunidades autónomas. "Estaremos en el entorno de la media, la media estará en el entorno del 3%", calculó menos de 24 horas después la consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo.

Sanz lamentó que Martínez Aguayo, y el titular de Economía, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila, ocultaran este dato en su reunión del miércoles con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el que Aguayo habría asegurado "que desconocía los datos". Si la consejera no conoce esta cifra "que se vaya a su casa", dijo Sanz, quien se mostró convencido de que en realidad no quiere dar a conocer los datos.

Sanz también reprochó a los consejeros de la Junta que exijan que el Estado pague una deuda de más de 4.000 millones cuando es heredada del Gobierno de Rodríguez Zapatero y criticó que no se facilitase al Gobierno una lista de la deuda con los proveedores.

El portavoz del grupo socialista en el Parlamento, Mario Jiménez, criticó ayer "la actitud chulesca" de Montoro en la reunión, de quien dijo que "ha antepuesto al interés general de Andalucía, los intereses electoralistas" del presidente del PP-A, Javier Arenas, al que calificó de "candidato débil". Para Jiménez, Montoro "le dio una bofetada en la cara de Javier Arenas reconociendo que las cuentas públicas andaluzas están en una situación de absoluta estabilidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios