"Estamos preparados y sabemos lo que tenemos que hacer"

  • La secretaria general del PP apunta cambios en las políticas financiera y laboral

Comentarios 3

Avalada por la presentación de Arenas, que la tuvo bajo sus órdenes cuando ejerció de ministro, Dolores de Cospedal llegó con las aún calientes cifras de la Encuesta de Población Activa y las ya asimiladas de los índices de inflación como ejemplos en los que basar su diagnóstico del "agotamiento" de un Gobierno socialista del que no quiso hacer más sangre de la que indican sus números: "4,9 millones de parados; 1,5 millones de familias que tienen a todos sus miembros en paro o una inflación que en Andalucía va por el 3,8%".

Lo que sí repitió y varias veces fue en el objetivo número uno a poner en práctica tan pronto como lleguen al Gobierno: "Acabar con el paro, crear empleo". Para ejemplificarlo, lenguaje llano: "Si no hay confianza, no hay consumo; sin consumo no se fabrica y si no se fabrica, no hay empleo".

Cospedal entró en materia económica como uno de los ejes esenciales en los que sustentar la "recuperación", algo que debe pasar por articular "administraciones austeras y el fin de las regularizaciones en todo, de las normativas malentendidas como que la descentralización es multiplicar todo por 17, con techos de gasto y deuda, en definitiva con hacer más con menos".

La secretaria general de los populares en España también se postuló como los garantes de la obtención de un "entorno fiscal y crediticio que fomente el consumo y que será mucho más serio y riguroso que el puesto en marcha por alguien que aprendió economía en dos tardes".

También recordó una reforma laboral "de la que hasta ahora no tenemos noticia alguna y para lo único que ha servido es para hacer algo de lo que siempre nos han acusado a los populares, es decir , para abaratar el despido". En opinión de Cospedal, lo que debería articularse es una formula que "ligue la formación y el empleo y que se arbitren mecanismos para que los empresarios pierdan el miedo a contratar". De la misma manera y en eso puso al propietario del Grupo Cosentino como ejemplo, "hay que apostar por la innovación y la preparación, algo olvidado en un país con más de un 34% de tasa de fracaso escolar".

La reforma del sistema financiero "de la que se han hecho siete hasta el momento" debe tener como objetivo básico "aumentar la posibilidad de los empresarios de acceder de una manera más fácil a los créditos". Cospedal concluyó con algo que sonó a apuesta por la transformación: "con despilfarro no hay cambio; sin justicia social no hay cambios; sin esperanza no hay cambio y sin un proyecto nacional no hay futuro posible, no se puede hacer".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios