La presidenta garantiza a los universitarios que no aplicará la reforma de los grados

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, mantuvo ayer un encuentro informal con una quincena de representantes de estudiantes de la Universidad de Almería (UAL), a los que garantizó el rechazo del Gobierno andaluz al decreto de ordenación y flexibilización de Grados (3+2) aprobado por el Consejo de Ministros. Díaz se pronunció sobre este encuentro, no previsto en la agenda de la presidenta, en su perfil de la red social Twitter, en el que dejó dos comentarios a este respecto. La presidenta apuntó que los alumnos le han trasladado su preocupación por la reforma del Gobierno de Mariano Rajoy. En este sentido, Díaz afirmó que "les garantiza el no al 3+2 en Andalucía". De forma previa, la líder del PSOE-A expresió que en el encuentro ha compartido reflexiones con representantes de los alumnos de la Universidad de Almería, a los que ha reiteró su "compromiso" con la universidad pública.

Por otro lado, el secretario de Política Institucional del PSOE-A, Francisco Conejo, hizo hicapié en que el 22-M la comunidad "se juega avanzar con Susana Díaz o retroceder con la derecha". El dirigente socialista insistió en que la región "se juega su futuro" en las próximas elecciones autonómicas. A juicio de Conejo, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, "es la única que garantiza la estabilidad y el progreso en Andalucía". "La derecha ha maltratado sistemáticamente a los andaluces", criticó, al tiempo que agregó que "nos han negado un plan de empleo que sí han concedido a otras comunidades autónomas; nos han recortado los fondos de la Política Agraria Común (PAC), y nos han quitado 3.500 millones de euros, como consecuencia de una financiación injusta". Según Conejo, el 22 de marzo los andaluces "tienen la oportunidad de castigar al PP por ese maltrato".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios