La presidenta solicita que Antonio Sanz "no sea partidario"

  • Sáenz de Santamaría pide rigor a Susana Díaz, y ésta contesta que pagó 980 millones en intereses

Antonio Sanz se convirtió ayer en el nuevo delegado del Gobierno de Andalucía, prometió "diálogo y lealtad", y desde enfrente, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, apeló a su representación institucional para que no fuese "partidario" como, en su opinión, lo han sido los anteriores en el cargo. A la toma de posesión asistió la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, la anterior delegada, la almeriense Carmen Crespo, así como Javier Arenas, mentor de Sanz, y Juan Manuel Moreno, el candidato del PP a las elecciones andaluzas. Antes, Sanz fue al Parlamento a presentar su dimisión como diputado autonómico, puesto que ha ocupado durante los últimos 21 años. Sáenz de Santamaría destacó que el delegado es "pieza clave" del Ejecutivo central porque "es la imagen, voz y tarea" de Mariano Rajoy en la comunidad, y resaltó que han "elegido bien" con Sanz, una persona "que sabe dar batallas pero también llegar a consensos".

Soraya Sáenz de Santamaría protagonizó un diálogo, en las redes y en las agencias, con la presidenta Susana Díaz, a quien pidió "mayor seriedad" a la hora de valorar la ayuda que el Gobierno central ha dado a la Junta a través del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA). Díaz había comparado al Gobierno de Rajoy con un banco que prestaba dinero a las comunidades a altos intereses, obteniendo un beneficio. La vicepresidenta lo negó, de ahí que solicitase mayor rigor, aunque Susana Díaz calculó en 980 millones los intereses que la Junta ha pagado por esta vía de financiación en los últimos años. El secretario de Organización del PSOE, Juan Cornejo, fue duro con Sanz: "Tiene que cambiar totalmente el chip de su comportamiento", quien, no obstante, confía en que se convierta realmente en un "hombre de estado, que anteponga los intereses de Andalucía y la libertad de las personas a los intereses partidarios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios