El preso común más antiguo de España pide salir de prisión

  • Montes Neiro, que acumula 11 condenas, lleva más de 20 años en la cárcel y permaneció 1.400 días fugado. Su abogado pide que se contabilice el tiempo que estuvo en prisión preventiva.

El preso Miguel Francisco Montes Neiro, al que su defensa considera el más antiguo de España por haber enlazado condenas desde hace 34 años, ha solicitado a la Audiencia Provincial de Granada que decrete su salida de prisión, al considerar que ha cumplido el "plazo máximo" de 20 años que podría aplicarse a su caso y que no se le ha contabilizado el tiempo que ha permanecido en prisión preventiva. La defensa del recluso, que no tiene delitos de sangre, ha presentado un escrito en el que sostiene que a pesar de que su cliente ha estado cumpliendo pena de cárcel desde el 7 de octubre de 1976 por una veintena de causas -con cinco periodos en los que permaneció fugado-, éstas nunca han sido refundidas de acuerdo con lo establecido en el Código Penal. 

El escrito, redactado por el abogado Félix Ángel Martín García, recuerda que, según el Tribunal Constitucional, "la coincidencia temporal del cumplimiento de la prisión preventiva y de una pena impuesta en otra causa no excluye el abono de la prisión preventiva en la pena que se imponga en la causa en la que se sufrió aquella prisión preventiva".  La jurisprudencia del alto tribunal, que ha servido para reducir condenas como la del narcotraficante Laureano Oubiña, obliga a computar doblemente el tiempo pasado en prisión cuando se cumple a la vez una condena firme y la prisión provisional por otra causa.

Casi 1400 días en fuga

La defensa de Montes Neiro adjunta a su escrito una relación de las once condenas de su cliente, la más grave de las cuales fue castigada con seis años de prisión por un delito contra la salud pública. Además, admite que entre 1978 y 2006 su cliente ha permanecido casi 1.400 días evadido de la justicia y que, según sus cálculos, se le debería contabilizar 16.822 días en prisión provisional, es decir, 46 años y ocho meses. En este sentido, argumenta que, según el Código Penal, "el máximo de cumplimiento efectivo de la condena no podrá exceder del triple del tiempo por el que se le imponga la  más grave de las penas en que haya incurrido, declarando extinguidas las que procedan desde que las ya impuestas cubran dicho máximo, que no podrá exceder de 20 años".

Montes Neiro ingresó en prisión el 7 de octubre de 1976 y saldrá en mayo de 2012. En 2009 realizó una huelga de hambre de un mes y medio en demanda de asistencia sanitaria. En noviembre de ese año escribió una carta en la que solicitaba que le hicieran "bien" la cuenta sobre su condena. "Más que fugado, estoy cansado de soportar tanta injusticia, tanta sinrazón, tanta trampa. Que cometí delitos es cierto. Pero estoy convencido de haberlos pagado", decía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios