Los tres retos: empleo, Europa y equidad

  • El PSOE tendrá primarias a la "francesa" para elegir candidato.

Comentarios 1

Una vez superado el trance de negociar el diseño integrador de su Ejecutiva federal, y sentirse reforzado por ganar "30 puntos más de unidad" en tan sólo una noche -de los 52% de los votos como secretario general, al 80,4% de apoyo a su nuevo equipo, aunque hubo quienes no vieron tantos partidarios de Carme Chacón como quisieran-, la primera tarea de Alfredo Pérez Rubalcaba como secretario general del PSOE fue fijar en su discurso los retos más inmediatos para el partido. Marcó tres "e": Europa, equidad y empleo. De entre ellos, la prioridad es la "losa", el "problema estructural" del paro, que afecta a 4,2 millones de españoles y quiso que se volviera, al menos, a la cota más baja que se recuerda, aquella del 10% de 2007, y que hizo soñar con el pleno empleo; el instrumento más eficaz para restablecer la igualdad de oportunidades y el estado del bienestar, junto con la educación.

Definidos estos campos de trabajo, el siguiente paso son los cambios de cara al exterior. Superada la reflexión del batacazo electoral del 20-N, la reflexión que toca ahora, según Rubalcaba, son las ideas para "recuperar la confianza". Y además del trabajo a pie de calle, está la instauración de nuevos esquemas de participación que abran el partido a la ciudadanía. Una de las resoluciones aprobadas en este 38 Congreso del PSOE es imitar a los socialistas franceses en la elección de los candidatos a la presidencia del Gobierno - también se aplicará en los municipios de más de 20.000 habitantes para los candidatos a la Alcaldía-. No estará en manos de delegados ni de militantes, es decir, unas primarias cerradas, sino unas primarias abiertas también a los simpatizantes, ciudadanos que, en el caso del país galo, previo pago de una cuota simbólica y la firma de una declaración de adhesión a los valores de izquierda, pueden votar a su aspirante. El esquema de primarias ensayadas en Francia en octubre de 2011 y que se implantarán en el PSOE está aún por verse, se perfilará en una conferencia política prevista para el próximo verano, donde se verá si se aplica también a los secretarios generales. Este modelo de apertura que en Francia movilizó a 2,7 millones de ciudadanos de izquierdas -el PSF tiene 280.000 militantes-, fue visto internacionalmente como un éxito, y Rubalcaba ya estaba detrás de la idea de implantarlo desde diciembre.

Aunque líder del partido, no va a dejar de ser líder de la oposición, y quiere que ésta sea útil. Y también, desde tres perspectivas: consensuar cuando el Gobierno acierte, discrepar cuando no, y confrontar propuestas. De acuerdo con este planteamiento, lanzó su primer ataque: los presupuestos. Criticó que Mariano Rajoy esté esperando a que pasen las elecciones andaluzas para presentarlos, lo que los convertirá en papel mojado o, más bien, en unos "presupuestos nacidos para morir". Y todo, por complacer a su candidato andaluz, Javier Arenas, lo que, a su juicio, demuestra que el PP antepone los intereses de su partido en Andalucía a los intereses de España.

También se atrevió a darle un consejo a Rajoy. Que no se preocupe por si su reforma laboral le puede o no costar una huelga general, sino "por cuánto le va a costar a los trabajadores en recortes de derechos laborales". Con el referente de acuerdo de moderación salarial, y aprovechando que estaban en el plenario los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, y el vicepresidente de la CEOE y presidente de la patronal andaluza, Santiago Herrero -se disculpó por no recordar su nombre, un lapsus en su discurso-, Rubalcaba instó al presidente del Gobierno a sentarse con ellos a hablar .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios