"La B significa balance y no que exista contabilidad en B"

  • El considerado contable del entramado financiero en el "caso Saqueo", Manuel Jorge Castel, ha declarado hoy ante la Audiencia Nacional

El considerado contable del entramado financiero que supuestamente crearon los seis acusados en el "caso Saqueo" para desviar fondos del Ayuntamiento de Marbella entre 1991 y 1995 ha dicho que las anotaciones que constan como B en sus notas no es porque haya una "contabilidad B", sino que significa "balance".

Esta ha sido la explicación ofrecida por Manuel Jorge Castel, a preguntas de la fiscal Belén Suárez, en la sesión vespertina del juicio que se sigue en la Audiencia Nacional, en el que se juzga, entre otros, al ex asesor urbanístico municipal Juan Antonio Roca.

La Fiscalía Anticorrupción, que pide penas de entre 8 y 10 años de prisión para los acusados, sostiene que los procesados se apoderaron de más de 36 millones de euros del consistorio marbellí y que "para dar cobertura a esa distracción de los fondos municipales" crearon un "artificio contable".

Consistía, según detalla la fiscal, en incluir en los libros oficiales de la sociedad "Contratas 2000" una serie de anotaciones que reflejaban importes de supuestas facturas que no respondían a "ninguna realidad de servicios prestados ni operación económica alguna" y que eran emitidas por sociedades inactivas por un importe equivalente al del montante de los fondos que habían sido desviados.

Algunas de esas anotaciones, que la fiscal ha leído en la vista y ha atribuido a Castel -le realizaron una prueba caligráfica durante la instrucción- son: "hay que meter B por un valor de 500 millones (de pesetas)", "Saldo A de ayuntamiento y saldo B de contratas" o "saldo B, 436 millones".

"La B de las anotaciones no significa contabilidad B sino balance o banco", ha asegurado el acusado al explicar que él se limitaba a elaborar esos documentos basándose en los datos que le facilitaban los gerentes de las sociedades municipales, a quienes, ha subrayado, les advertía de las diferencias que existían en las cuentas.

En este sentido, la fiscal le ha recordado irónicamente que en la declaración que prestó en la Audiencia Nacional en fase de instrucción atribuyó también la B al calificativo "bueno".

Castel, que se ha negado a contestar a parte de las preguntas de la acusación particular -ejercida por tres concejales del PP en el Ayuntamiento de Marbella- porque considera que "obedecen a un orden político, ha ratificado algunas de esas anotaciones en el plenario y sobre otras ha dicho: "no quiero contestar porque no me fío de ellas, no tengo garantía ninguna sobre estas fotocopias".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios