Andalucía

Los sindicatos vislumbran un paro "terrorífico" por el recorte de obras

  • CCOO y UGT advierten que la "reprogramación" de la Junta se mezclará en un "cóctel explosivo" con el incremento del desempleo en servicios y hostelería al final del verano

Comentarios 2

Los sindicatos lo pintan negro. El panorama que vaticinaron ayer CCOO y UGT no deja resquicios para el optimismo. Todo lo contrario. El otoño -incluso puede que antes- llegará con cifras de paro "terroríficas". Ese es el resultado que obtienen ambas centrales en el análisis que hacen al asociar la reprogramación de las obras públicas -llámese también recorte, ralentización- con el consabido incremento del desempleo en el sector servicios y en la hostelería al concluir el verano.

"Tendremos una de las tasas de paro más altas que hayamos conocido en la región", advirtió el secretario de Planificación Territorial e Infraestructuras de CCOO en Andalucía, Francisco Alfonsín. En su opinión, "se van a unir en un cóctel explosivo, el final del verano, con sus efectos en la hostelería, algo coyuntural, con los aplazamientos en la obra pública, y la bajada de la actividad será terrorífica, por lo que se ve venir un final de temporada con cifras de paro altísimas, quizás desconocidas en Andalucía".

No le fue a la zaga en su visión de la situación la secretaria de Gestión Interna de UGT-A, Pilar Marín, quien indicó que "en las últimas estadísticas de la Encuesta de Población Activa ya se ha observado que el empleo sube sólo en determinados sectores, y sólo sube el empleo temporal y precario", por lo que expresó su temor de que tras el verano la cifra de paro aumente "y puede tener una repercusión importante". Marín agregó que la reforma laboral "no va ayudar para nada, por lo que cada día tiene más sentido convocar la huelga general". "La realidad puede ser mucho más cruda de aquí a unos meses en materia de desempleo, con cifras aún superiores a las actuales, que se van a ver aumentadas", advirtió.

Esa "dura realidad" a la que se refirió Marín se visualizó ayer en unos focos muy concretos. En tres ciudades de la provincia de Cádiz -Jerez de la Frontera, San Roque y Los Barrios- trabajadores municipales personifican los graves problemas que tienen los ayuntamientos para hacer frente a los pagos de sus plantillas.

En Jerez, los comités de las empresas municipales del Ayuntamiento que preside la socialista Pilar Sánchez denunciaron que los trabajadores de esas sociedades no han cobrado la nómina del mes pasado. Los sindicatos hicieron hincapié en que el Ayuntamiento sí ha saldado, no obstante, las deudades pendientes con el resto de la plantilla municipal, por lo que han acusado a la alcaldesa de "incumplir" el compromiso que adquirió con los representantes de los trabajadores de abonar todos los salarios al mismo tiempo.

En Los Barrios, unos 250 funcionarios y trabajadores municipales continúan a la espera de cobrar la nómina del mes pasado. Colectivos como Policía Local, la plantilla de la radiotelevisión municipal y funcionarios siguen pendientes de la paga de julio. "Si en otras ocasiones han sido los trabajadores de empresas, ahora son los del Ayuntamiento, y la situación está muy lejos de resolverse", según fuentes de UGT. En San Roque una decena de trabajadoras de la empresa municipal Arquisocial, que presta el servicio de ayuda a domicilio se encadenó en la plaza de toros de la localidad para exigir el pago de las nóminas atrasadas. Las empleadas optaron por esta medida después de tres semanas de huelga indefinida. La plantilla está integrada por 43 mujeres y las empleadas que no se han encadenado se dedican a prestar los servicios mínimos acordados con la Delegación Municipal de Empleo.

Las manifestantes reclaman el cobro de la paga extra del mes de julio y las nóminas del pasado mes de junio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios