Los socialistas de Córdoba no quieren a un cunero en su lista del 25-M

  • La dirección provincial del PSOE prefiere un cabeza de lista con pedigrí cordobés

"Ninguna persona que no sea de la provincia de Córdoba debe ir como candidata del partido por la provincia de Córdoba". Así de contundente se expresó ayer la vicesecretaria general de Política Institucional del PSOE de Córdoba, Soledad Pérez. ¿Por qué esta declaración? Para salir al paso de las informaciones que sitúan a la consejera de la Presidencia y portavoz del Gobierno andaluz, Mar Moreno, al frente de la lista de los socialistas cordobeses para el 25-M.

Pérez recalcó, por si quedaban dudas: "De ninguna de las maneras tiene que ir en esta lista ninguna persona que no sea de esta provincia". Se puede decir más alto, pero no más claro. Sobre la incorporación de Moreno a la nómina del PSOE cordobés para afrontar la cita electoral, Pérez reveló que "en la ejecutiva provincial no tenemos ninguna constancia, no se nos ha hecho ninguna propuesta ni se nos ha pedido".

La dirección regional del partido admite que la elaboración de la lista de Córdoba está plagada de incógnitas. Es la provincia con más incertidumbres, probablemente, de Andalucía. La decisión de la dirección provincial de cerrar cualquier posibilidad de presentar cuneros -políticos de otras provincias, toda una tradición del PSOE cordobés- ha derivado en una pugna local en la que muchos son los llamados pero pocos los elegidos. Los cinco primeros puestos de la lista son los que, en realidad, cuentan.

La dirección andaluza considera natural que el secretario provincial, Juan Pablo Durán, esté en la lista aunque no necesariamente en la cabecera de la candidatura. En realidad, lo habitual es que los responsables orgánicos de cada provincia suelen ocupar un escaño en el Parlamento.

Muchos dirigentes territoriales del partido en la provincia cordobesa apuestan abiertamente por tener la fiesta en paz y que no siga la escalada de tensión que sólo erosiona las posibilidades electorales del PSOE. El gran riesgo de la propuesta de la dirección es encontrarse con un gran número de abstenciones en el comité provincial si no hay una representación de la pluralidad de lo que hoy es el PSOE cordobés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios