Con el terrorismo no hay chirigota que valga

  • Detenido en Medina Sidonia cuando iba al carnaval borracho y disfrazado de etarra

Comentarios 19

¿Habrá disfraces en el mundo antes que el de etarra? Pirata, romano, piel roja, Tarzán, incluso gánster... Pues hubo quien creyó que iba a causar sensación en el carnaval de Medina Sidonia (Cádiz). Los otros le parecerían demasiado vistos. Y no se limitó al consabido pasamontañas y pistola de juguete. No. Además aliñó el tipo con fotos de Iñaki de Juana Chaos y el siniestro anagrama de la banda terrorista. Y allá que se fue. Lo hizo además cargado; no de titadyne y sí de priva. Su disfraz era el de terrorista borracho. Lo primero formaba parte de la ficción. Lo segundo era realidad pura y dura.

Con la melopea al volante, dando bandazos por la carretera, se topó con una pareja de la Guardia Civil. Disfrazado de etarra y le da el alto una pareja de la Guardia Civil. Se desconoce el motivo de su desobediencia, si la conducción descerebrada o la vestimenta de sicario, pero el caso es que optó por hacerse el loco y seguir adelante. Bien: ahora tenemos a un tipo borracho, estilo etarra y huyendo de la Guardia Civil. Fuga y persecución. Cuando consiguen alcanzarlo, los agentes, muy profesionales, dejan en segundo plano las pintas del hombre -maldita la gracia, se dirían- y proceden, que dicen ellos, a trasladarlo a las dependencias de la Policía Local de Medina Sidonia, donde sopla en el artilugio del control de alcoholemia. Lo primero es lo primero. Positivo. Y el nota lleva hasta sus últimas consecuencias el disfraz que luce como si fuera un actor del método. Igual que los terroristas que se ponen como unos energúmenos tras las cristaleras de la Audiencia Nacional, éste también se hace el fiera, "se altera" -recoge el parte- e intenta agredir a quienes no van disfrazados de policías. Lo son.

El resultado es como sigue, sin jurado ni cajonazo: el detenido es puesto a disposición de un juez de verdad acusado de los delitos de resistencia a agentes de la autoridad, contra la seguridad del tráfico y por apología del terrorismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios