La variación es del 80% en los contenidos de varias especialidades

  • Las academias en las que se preparan los opositores tendrán que cambiar por tercera vez el temario en cinco meses

No se volverá a partir de cero, pero casi. Los opositores que ya se habían estudiado parte del temario aprobado por el anterior Gobierno en noviembre tendrán que acelerar a partir de ahora sus estudios para prepararse los contenidos que rigen desde hoy para las pruebas de acceso que se celebrarán en junio en Andalucía. Lo que hayan estudiado hasta ahora les servirá en mayor o menor medida según la especialidad para la que se presenten. Así lo aclara Pilar Martínez, directora de la Academia Claustro, en Sevilla, un centro que lleva 32 años preparando a aquellas personas que desean ingresar en el cuerpo de maestros y profesores.

"Al ofertarse plazas en tantas especialidades [hasta 53] el cambio en el temario afecta de diversa manera. En buena parte de ellas el 80% de los contenidos que se aprobaron en noviembre no sirven para nada. En el caso del francés, por ejemplo, varían totalmente, mientras que en otras especialidades la modificación no afectará tanto", explica Martínez, quien precisa que "la derogación no sólo supone un cambio en los temas, sino también en la forma en la que se puede formular".

Sin embargo, como asegura la directora de Claustro, no es el primer cambio al que se enfrentan en lo que va de curso. "Tuvimos que adaptarnos al nuevo temario que se aprobó en noviembre y al mes siguiente se realizaron una serie de modificaciones que suponían una nueva versión de los contenidos, por lo que son ya tres las que les hemos ofrecido a nuestros alumnos en poco más de cinco meses", asegura Martínez.

Todos los cambios suponen un coste económico para este tipo de centros. "El precio de matriculación de los alumnos permanece inalterable pese a que tengamos que entregarles nuevos temarios, con todo los gastos que supone la realización de fotocopias", añade la directora de la citada academia, quien sin embargo, reconoce que el mayor "sacrificio" es al que tienen que enfrentarse los opositores que cuentan con menos tiempo para prepararse el nuevo temario. En este curso hay matriculados 300 alumnos en esta academia, un número menor que años anteriores en los que se han convocado oposiciones debido a la "incertidumbre" que existió al principio sobre la convocatoria de las pruebas, que se anunciaron el 23 de diciembre de 2011.

Esta fecha es inusual para el anuncio de las oposiciones, que no suele realizarse hasta febrero, como ocurrió el año pasado con las de Infantil, Primaria y Educación Especial. El hecho de que en esta ocasión se hayan adelantado responde al temor -ahora justificado- de la Junta de que el nuevo Gobierno (de distinto color político) pusiera demasiadas cortapisas a su celebración. El Ejecutivo andaluz siguió adelante con su oferta pese a las recomendaciones del nuevo ministro de Educación, que ha cambiado el temario a cinco meses de las pruebas. Una oposiciones que han entrado en el pulso político.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios