53.000 vecinos de Chiclana, en riesgo por pozos contaminados

El informe sobre el estado del agua utilizada por un elevado porcentaje de la población que reside en el extrarradio de Chiclana, unas 18.000 viviendas que en verano que suponen unos 53.000 vecinos, es devastador, poniendo en evidencia décadas de abandono en el control del consumo de agua en estas zonas.

El Ayuntamiento de esta localidad se negó ayer a facilitar el documento a la opinión pública. El documento, firmado por el director técnico de Proyectos de Chiclana Natural (empresa municipal de medio ambiente) está fechado el 10 de noviembre de 2014, aunque los análisis se realizaron entre diciembre de 2011 y enero de 2012 y, en una segunda fase, entre febrero y marzo de 2014, a cargo del Laboratorio La Banda.

Se han analizado más de 70 puntos. Sólo en una única muestra el agua es apta para el consumo humano. El resto está sencillamente contaminada. Esta circunstancia lleva al mismo informe encargado por el propio Ayuntamiento a reclamar una "muy urgente la resolución de este problema sanitario generalizado", implantando los servicios municipales de abastecimiento y saneamiento en las zonas afectadas "y que actualmente carecen de ellos".

El documento advierte que los "organismos encargados de la supervisión, vigilancia, control y sanciones por las razones que sean no cumplen con sus cometidos". En este sentido, fuentes de la Junta indicaron que el control de los acuíferos ilegales corresponde al Ayuntamiento "que deben regularizarlos atendiendo a lo previsto en el ordenamiento urbanístico", para así poder ser vigilados por la administración regional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios