El 'velascazo': primera huida en el equipo de la transición

  • Rafael Velasco sustituyó en la cúpula de la dirección socialista a Luis Pizarro el pasado año

Comentarios 2

A finales de octubre, el número dos de la cúpula regional puso fin a su relación con el PSOE andaluz y el equipo formado por Griñán. Sólo siete meses antes, Rafael Velasco había sido nombrado en el congreso extraordinario que aupó a Griñán como líder de los socialistas andaluces como vicesecretario general, en sustitución de Luis Pizarro.

Se derrumbaba el referente de un equipo rejuvenecido que suponía la transición entre los más de 20 años de control por parte de Manuel Chaves, Gaspar Zarrías y Luis Pizarro hacia el nuevo tiempo del socialismo andaluz, con Velasco como hombre fuerte del presidente respaldado por Susana Díaz, secretaria de Organización, y Mario Jiménez, portavoz parlamentario.

Velasco justificó su salida en las revelaciones sobre un supuesto trato de favor del Gobierno andaluz a la empresa de su mujer en la adjudicación de unos cursos de formación. Eso, y el delicado estado de su mujer en el embarazo, completaron la explicación.

Pero Velasco había nadado entre dos aguas y se quedó en tierra de nadie. El político cordobés había asumido con sólo 34 años la complicada Secretaría de Organización aún con Manuel Chaves y en los dos siguientes años se mantuvo a la sombra de Pizarro. Pero cuando de nuevo le relevó y se puso al frente de una dirección regional quizá demasiado novel, no encontró el respaldó que esperaba de sus compañeros. Se marchó, y el Velascazo fue sonado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios