Antonio Jesús Ruiz. Candidato del PA a la Presidencia de la Junta de Andalucía

"La travesía en el desierto la está haciendo Andalucía y no el PA"

  • "Vamos a volver al Parlamento sí o sí. Este Partido Andalucista es mejor que el de 2012". "Buscaremos la gobernalidad pero no a cambio de sillones".

Comentarios 3

Uno: los peores momentos de Andalucía han sido cuando no ha habido una voz andalucista en el Parlamento; y dos: el PA está situado entre medias de los dos partidos grandes "que son los culpables de la situación actual" y las nuevas opciones políticas "que sólo están sustentadas en sus respectivos telepredicadores". Estas son los dos mensajes claves que el portuense Antonio Jesús Ruiz, candidato del PA a la Presidencia de la Junta de Andalucía y cabeza de lista por Cádiz, va a repetir hasta la saciedad antes de unas elecciones, las del 22-M, en las que da por hecho que su partido, que en este 2015 cumple 50 años de vida, volverá "sí o sí" a la Cámara andaluza.

-¿Cuál es el ánimo de la militancia del PA? Porque todas las encuestas les sitúan fuera del Parlamento andaluz...

-No, no es así. Hay al menos tres encuestas que dicen sí, que podemos volver y con posibilidades incluso de obtener representación tanto por Cádiz como por Sevilla. Esos sondeos nos dan una subida con respecto a 2012 y eso es un revulsivo claro para la militancia y para los candidatos del PA.

-Usted ya vaticinaba el año pasado que habría adelanto electoral en Andalucía. O sea, que estos comicios no le pillan por sorpresa.

-Efectivamente, yo daba por hecho este adelanto. Es que estaba cantado porque Susana Díaz necesita el refrendo de una victoria electoral en Andalucía, aunque sea por la mínima, para poder coger el AVE, irse a Madrid para liderar el PSOE federal y luego que la proclamen allí si es posible sin votación de por medio, mediante aclamación, que es como a ella le gusta. Porque ella no está pensando en ningún momento en Andalucía. Por tanto, el adelanto electoral no nos pilla por sorpresa. Es más, creo que el hecho de que las andaluzas sean dos meses antes que las municipales es algo bueno para nosotros, porque son nuestras mejores elecciones y para los 24 alcaldes que tenemos en Andalucía sirven de revulsivo. Para ellos las andaluzas servirán de precampaña de las municipales.

-¿Usted se presenta por Cádiz porque es su provincia o porque es donde más opciones tienen?

-Soy de la opinión de que cada candidato debe presentarse por el territorio en el que vive. Y yo me presento por Cádiz porque vivo aquí. Lo que no era normal es lo que planteó Podemos, que si su candidata por Sevilla iba por Cádiz y la de Cádiz por Sevilla. Sonaba a cachondeo.

-Pues la candidata del PA a la Presidencia de la Junta en 2012, Pilar González, sí se presentó por Cádiz pese a ser sevillana...

-Bueno, esa fue una decisión estratégica de la dirección andalucista de entonces. En cualquier caso, Cádiz y Sevilla, por este orden, son las provincias andaluzas donde mejores resultados ha logrado siempre el PA, en cualquier tipo de elecciones. Por eso son nuestros objetivos principales, aunque sin olvidar a las demás provincias.

-Pongámonos en negativo. ¿Peligra el futuro del PA si los resultados de las andaluzas y las municipales fueran muy malos? ¿Podría haber refundación o incluso desaparición de estas siglas?

-No. Mire, desde que milito en el PA estoy escuchando esa cantinela de "estas son las elecciones en las que nos la jugamos". O sea, que no es nada nuevo. Y también es habitual que se diga que el PA está en plena travesía en el desierto, cuando la travesía en el desierto la está haciendo Andalucía y no el PA. Porque cuando el PA está débil y sin representación, es cuando Andalucía está peor, sin pintar nada en el panorama político del Estado. Esto es una realidad. En cualquier caso tengo muy claro que en estas elecciones vamos a volver al Parlamento, porque este PA es mucho mejor que el de 2012, tenemos una mejor organización. Vamos a volver sí o sí.

-¿Han hecho una reflexión interna para determinar las claves de la caída electoral del PA?

-Sí, claro que hicimos esa reflexión interna. Y la conclusión fue que nuestro error estuvo en quedarnos fuera del acuerdo para la reforma del Estatuto. Eso hizo que se visualizara un PA al margen de algo que era importante para Andalucía, cuando no era así. Porque si alguien está defendiendo ahora ese Estatuto somos nosotros, que criticamos sus incumplimientos constantes, como con la renta social básica o con la financiación de Andalucía, que va ya por una deuda de 2.000 millones al no cumplir ni Zapatero, ni Rajoy con sus obligaciones.

-Y pongámonos también en positivo. De lograr escaños y ser claves para el futuro Gobierno andaluz, ¿echará mano el PA de ese término de la 'gobernabilidad' que tanto poder le dio antaño?

-Sí, claro que sí, pero eso no querrá decir que vayamos a formar parte del Gobierno. Por el bien de Andalucía estamos dispuestos a negociar lo que sea y con quien sea. Plantearemos nuestras propuestas, como la renta social básica, que es nuestra bandera, y nos comprometeremos a garantizar la gobernabilidad del Parlamento, pero no admitiremos que se nos intente comprar con sillones. En cualquier caso creo que habrá un Parlamento muy fragmentado y serán necesarios los acuerdos entre más de dos partidos.

-El pacto PSOE-PA en la Junta duró ocho años y el pacto PSOE-IU ni siquiera ha llegado a tres. ¿Por qué esa diferencia?

-Pues porque el PA fue leal con su socio de gobierno y con los andaluces y también eficiente, porque somos muy buenos gestores, como demostramos esos ocho años en carteras como la de Turismo o la de Deportes y como hemos seguido demostrando después en muchos ayuntamientos andaluces. En cambio, lo de IU es mucho ruido y pocas nueces, con mucha palabrería y muy poca gestión.

-El PA ha estado muchos años clamando contra el bipartidismo y ahora, que parece que esa opción es más probable, surgen nuevos partidos como Podemos o Ciudadanos. Me imagino que será frustrante para ustedes...

-Pues sí, sobre todo cuando se ve que son dos partidos cuyo único contenido está en sus respectivos telepredicadores, como Pablo Iglesias o Albert Rivera. ¿Cuáles son sus propuestas para Andalucía? Ninguna, porque lo que proponen vale igual para esta tierra, para Murcia o para Ceuta. Y sus candidatos en Andalucía, cuanto menos se muevan y menos hablen, mejor para ellos. Con que hablen sus telepredicadores en primetime en los programas que parecen hechos a su medida, les basta. Esa es la diferencia entre ellos y nosotros. Por eso queremos que se visualice un PA que está entre esos nuevos partidos que son fruto de la mercadotecnia y los dos partidos todopoderosos que son los verdaderos culpables de que Andalucía esté en la situación actual.

Etiquetas

03660630

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios