El líder y sus defectos: ¿hay Liga?

El Madrid ve reducida su ventaja y su juego se estanca a diferencia del Barcelona, que tiene mejor calendario

Alberto Bravo (Dpa) / Madrid | Actualizado 21.03.2012 - 05:02
zoom
Share
Ha bastado un leve tropiezo del Real Madrid para que la pelea por el título de la Liga recuperara todo su interés, una prueba más del valor que en el fútbol tienen los estados de ánimo. "No podemos pelear por la Liga", afirmó el sábado Josep Guardiola, técnico del Barcelona, y eso que ganó en un campo siempre complicado, como es el Ramón Sánchez-Pizjuán. Pero apenas un día después llegó el empate 1-1 del Real Madrid ante el Málaga y el escenario cambió, rebajando la ventaja de los blancos de diez a ocho puntos.

"Esta Liga sí se puede ganar", afirmó ayer el diario Sport en primera página, replicando a Guardiola. "Empieza otro campeonato", añadió Mundo Deportivo. Por su parte, el diario madrileño As opinó: "Se pueden echar cuentas, porque el que ahora está enorme es el Barça".

Sucede que en este tramo de la temporada el Real Madrid ofrece más dudas que el Barcelona. No tanto por los resultados, sino por el propio juego.

Hace semanas que el Real Madrid perdió esa chispa que le mantuvo encendido durante enero y febrero. Así, en las visitas a Rayo Vallecano y Betis ya sufrió muchísimo para vencer, con polémicas arbitrales incluidas.

Iker Casillas reconoció que en el empate contra el Málaga su equipo no tuvo la suerte que sí les acompañó otros partidos: "Que te empaten en la última jugada del partido duele, no lo vamos a negar. Pero también es verdad que en otros partidos hemos tenido la suerte de cara y en esa última jugada siempre ha habido fortuna hacia nuestros intereses como contra el Rayo o contra el Betis", admitió con franqueza. En aquellos partidos en Vallecas y Sevilla, el Madrid tuvo la fortuna -"pudimos perder", reconoció también José Mourinho- que quizá le faltó ante el Málaga, que se llevó el empate en el tiempo de alargue después de que el equipo blanco desperdiciara múltiples ocasiones de sentenciar.

Ahora es el momento de analizar calendarios y ver qué le queda por afrontar a cada equipo. Y existe el consenso de que el Real Madrid tiene los rivales más difíciles hasta que acabe la temporada en mayo.

A falta de 11 jornadas para el final de la Liga BBVA, el conjunto de José Mourinho deberá jugar en los campos de Villarreal, Osasuna, Atlético de Madrid, Barcelona, Athletic de Bilbao y Granada, mientras recibirá a Real Sociedad, Valencia, Sporting de Gijón, Sevilla y Mallorca.

Por su parte, el Barcelona ya cumplió el tramo de calendario más difícil y recibirá a Granada, Athletic, Getafe, Real Madrid, Málaga y Espanyol, mientras debe visitar a Mallorca, Zaragoza, Levante, Rayo Vallecano y Betis.

Sin embargo, el Real Madrid tendrá un ligera ventaja en la Liga de Campeones, puesto que es claro favorito en los cuartos de final ante el modesto Apoel Nicosia de Chipre, mientras que el Barcelona se prepara para una exigente eliminatoria ante el Milan, sólido líder de la Serie A italiana.

Además, en este tramo de temporada nunca se sabe qué rival parece más asequible. Porque siempre será más peligroso un equipo modesto que se esté jugando el descenso o entrar en Europa, comparado con un conjunto teóricamente fuerte que no tenga nada en disputa.

Lo que está fuera de toda duda es que el último tropiezo del Madrid y el buen momento de forma del Barça han animado la carrera por el título, que en las últimas semanas parecía sin emoción.

Se disparan así los cálculos de probabilidades y pronósticos, mientras el clásico de la tercera semana de abril, emparedado entre la ida y la vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones -¿Bayern contra Real Madrid y Chelsea contra Barcelona?-, recupera todo su interés.
0 comentarios
Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario
Málaga Hoy

el portal inmobiliario líder en españa