De 'Kika Superbruja' a 'Memorias de una gallina'

Un millón y medio de documentos 'viven' en las bibliotecas escolares · El curso pasado se realizaron más de 370.000 préstamos · Los alumnos de Primaria, los que más usan este servicio con una media de 3,3 ejemplares al año

Cristina Fernández / Málaga | Actualizado 25.11.2012 - 01:00
zoom


La biblioteca del instituto Santa Bárbara contiene 13.200 recursos, entre libros, dvds, música, diapositivas y mapas.

Share
Estanterías repletas de páginas con millones de historias que contar dan vida a las bibliotecas escolares malagueñas. En total, más de 1.528.000 documentos se atesoran en 414 espacios de centros públicos de la provincia. Éstos realizaron el curso pasado más de 370.000 préstamos. Los que más usan este servicio son los alumnos más pequeños, los niños de Primaria, que de media se llevan 3,3 libros durante el curso. Le media total cae a 2,2 porque los alumnos de Secundaria piden 1,3 ejemplares en préstamo durante la época lectiva. Ésta es una de las principales puertas que se abren a la iniciación lectora de los estudiantes.

Kika Superbruja causa sensación entre los lectores incipientes y en los últimos cuatro cursos se ha posicionado como el título más prestado en los centros de Infantil y Primaria. El libro español que el curso pasado más adeptos tuvo entre los alumnos más pequeños fue Memorias de una gallina, de Concha López Narváez. "Los niños de Primaria se llevan en préstamo más libros extranjeros, sin embargo en Secundaria priman los textos de autores españoles y clásicos, que suelen coincidir con lecturas prescriptivas", explica José García, coordinador del Plan de Fomento de la Lectura de la Delegación provincial de Educación.

Según la estadística que cada año realizan y en la que el pasado curso participaron más de 400 centros, Federico García Lorca es el clásico que más se presta en Secundaria. Luego están los autores más de moda en literatura juvenil como Laura Gallego y Jordi Sierra y Fabra, que también pegan fuerte. Como el 94% de los centros tienen automatizado su catálogo, se puede conocer que existen unos 5.500 libros en cada instituto público y 3.600 en cada colegio.

Las bibliotecas son cada vez más protagonistas de los centros escolares y en ello tienen mucho que ver los planes que desarrollan los docentes encargados de las mismas y los proyectos que surgen desde la Delegación de Educación. Aunque éste sea el curso de los recorte, "las bibliotecas cumplen la labor de provisión de servicios importantes, y siguen funcionando sin merma", apunta José García. Sin embargo, también asegura que antes de 2010 se ingresaban en los centros entre 2.000 y 5.000 euros para la compra de libros que desde hace dos años han desaparecido. Estas subvenciones le permitieron a los centros "incrementar sustancialmente su catálogo y con su presupuesto interno siguen contemplando la compra de libros", añade el coordinador del Plan de Fomento de la Lectura.

En el informe anual también se recoge el servicio a toda la comunidad educativa que realizan estos espacios. El curso pasado 173 bibliotecas escolares abrieron en horario extraescolar al menos durante tres horas a la semana. Y durante este curso sigue funcionando a pesar de no contar con subvención pública, según destaca García, que destaca la biblioteca como un espacio lleno de una vida que va mucho más allá del simple préstamo.

"Hay profesores que se llevan a sus grupos y realizan actividades para el fomento de la lectura, o les enseñan cómo desarrollar un trabajo de clase o cómo se aprende a buscar información", explica el responsable. "La propia biblioteca desarrolla una actividad pedagógica, cada vez asume mayor liderazgo y relevancia en la actividad curricular, se organizan clubes de lectura, talleres de edición, apadrinamiento lector, exposiciones temáticas, cuentacuentos", añade. A pesar de que aún es un mundo un poco desconocido.

Por eso en el IES Santa Bárbara se empeñan en enseñar a los alumnos recién llegados y a sus padres los servicios que presta la biblioteca y todo el material que pueden encontrar en ella. Este centro guarda en el espacio que lleva el nombre de Salvador Gil, uno de sus promotores, más de 13.200 recursos, desde libros y revistas a dvd de cine, cd de música, diapositivas y mapas. En nueve maletines que se prestan a todos los alumnos de primero de ESO se llevan a casa una muestra de los fondos.

Carmen Guillén es la jefa del departamento de Biblioteca y cuenta con el apoyo de otro veintena de docentes. Todos dan clases pero al mismo tiempo hacen posible que la biblioteca, que obtuvo en 2010 el Premio Nacional de Buenas Prácticas, abra en horario de mañana y de tarde. La creatividad de este equipo nunca para de lanzar ideas para fomentar la lectura en los alumnos, sean adolescentes o adultos, ya que el centro cuenta con ciclos formativos. También en los padres y en los profesores, siempre partícipes de todas sus actividades.

Centros como el suyo ayudan a que se hagan más visibles las bibliotecas escolares. Sin embargo, para darle un empujoncito, este año se ha lanzado una campaña de visibilización con dos exposiciones que itinerarán este curso por todos los centros que las soliciten.
0 comentarios
Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario
Publirreportaje

De Rea a la Virgen María: la evolución del Domingo de las Madres

La celebración del Día de la Madre se remonta a la Antigua Grecia o la Roma Clásica donde se rendían honores a la diosa de la fertilidad. Esta fiesta ha ido evolucionando hasta convertirse en una celebración internacional.