"Os invito a mi funeral"

Una mujer celebrará en vida sus exequias el día que cumple 80 años · Un sacerdote oficiará mañana la misa en inglés a modo de despedida

Celina Clavijo málaga | Actualizado 08.02.2013 - 18:05
zoom

Invitación que la mujer ha repartido a los vecinos para que acudan al funeral. / MH

zoom

Eileen, en el hotel Balcón de Cómpeta, con los preparativos. / Maite Cortés

Share
¿Se ha planteado alguna vez cómo quiere que sea su funeral? Eileen, nacida en el suroeste de Inglaterra pero afincada en Cómpeta desde hace unos diez años, pretende despejar todo tipo de dudas al respecto y celebrar sus exequias antes de morir. Y es que fantasear con el entierro de uno mismo puede resultar macabro, pero entre los ingleses e irlandeses es más habitual de lo que parece. Para ellos, los rituales fúnebres se están convirtiendo en un acontecimiento social milimétricamente preparado, de manera que lo que inicialmente podría ser un acto lúgubre se transforme en una fiesta marcada por el toque personalizado del futuro difunto.

Fue el año pasado cuando Eileen comenzó a gestar la idea de organizar su funeral en vida. Después de unos meses ha decidido ponerle fecha al evento, que tendrá lugar mañana en el hotel Balcón de Cómpeta. "Solo quiere disfrutar de lo que sus allegados hablarán de ella en un día así. A veces se dice de broma: qué pena no poder estar presente y escuchar las buenas palabras de amigos y familiares, porque sabemos que en la misa nadie hablará mal de nosotros", explica a Málaga Hoy Nataly, amiga íntima de la familia Bush.

Con este objetivo, la mujer, que ese mismo día cumplirá 80 años, espera reunir a unas setenta personas para celebrar junto a ellas la felicidad que le supone estar viva. "No tiene ninguna enfermedad, solo los achaques propios de gente de su edad. Ella puede durar por lo menos 15 años más, pero quiere disfrutar ahora. Normalmente, los extranjeros se reúnen una vez que la persona ha muerto. Entonces es demasiado tarde. A los familiares les parece buena idea", manifiesta.

Con la puntualidad que caracteriza a los ingleses, el acto comenzará a las 19:00 y durará aproximadamente media hora. Una vez que los asistentes hayan tomado asiento, un sacerdote oficiará en inglés la misa, en la que repasará los momentos más significativos de toda su vida. Después, Eileen irrumpirá en la sala para pronunciar unas palabras de agradecimiento a sus invitados. Mientras tanto, sonará la voz en directo del cantante Darry Marx al más puro estilo Sinatra, con un repertorio previamente seleccionado por la futura fallecida. "Eileen saldrá anunciando que no ha muerto, a modo de broma, por lo que brindaremos con champán, comeremos y bailaremos. No será algo triste y nadie va a llorar", expresa Nataly, que está contribuyendo a los preparativos del gran día, entre ellos las invitaciones que la protagonista ya ha repartido entre vecinos y amigos. Siguiendo el procedimiento habitual de cualquier funeral, el tanatopractor Rafael Ruiz conducirá el vehículo fúnebre de La Universal, empresa para la que trabaja, hasta el hotel en que se escenificará la ceremonia. Allí permanecerá el féretro.

Acostumbrado a trabajar en ambientes de aflicción y de dolor, Rafael asegura que vivirá de manera especial la jornada. "Es la primera vez que me veo ante una situación tan peculiar. Haré el servicio con la alegría de saber que será un entierro sin difunto, algo novedoso en mi trayectoria", indica. El funerario explica que conoció a la intermediaria de la familia Bush, a raíz del entierro de una persona que murió en Torrox. "Hubo que hacerlo prácticamente gratis porque los familiares no tenían recursos. También estamos para ayudar cuando haga falta", expresa.

La noticia del funeral de Eileen ha corrido como la pólvora entre los casi 4.000 vecinos que habitan en Cómpeta, pero, como si de su propio sepelio se tratara, la mujer prefiere celebrar el acto en la intimidad.

"En el pueblo, todos hablan del mismo tema y se preguntan si pueden acudir, aunque la lista de invitados es reducida", afirma Nataly. Más allá de su componente jocoso, la cita del sábado también tendrá para los Bush una fuerte carga emocional. Será la última ocasión en que Eileen se reúna con sus hijos, que llegarán desde Australia e Inglaterra para grabar a fuego en su mente la celebración del funeral de su madre. "Será el único que tenga. Cuando muera no vamos a hacer nada. Ella quiere que lo hagamos en vida", asegura la amiga de la familia.
3 comentarios
  • 3 Catafalco 09.02.2013, 10:20

    Ja, ja, ja. . . el cachondo, pues no esta mal pensado y un viaje con ese coche funebre nada de ataud un colchon o sofalito para estar comodo viendo el paisaje y la cara de asombro. Estamos pasao de rosca pero con gracia

  • 2 Enrique 08.02.2013, 22:05

    Es muy absurdo, pero no más que lo que hacemos muchos cuando nos aburrimos de tragarnos cualquier cosa de la tele o ponernos a navegar por internet sin nada que ver.

  • 1 MANUEL 08.02.2013, 20:09

    CURIOSISÍMO!!! INSPIRA PARA MÁS SORPRESAS!!!

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario

Emprende con Kumon, la mayor empresa educativa del mundo

Esta institución educativa revolucionaria busca profesores en Málaga, en dos sesiones informativas que tendrán lugar el próximo 23 de septiembre.

Concurso

Vota por tu imagen favorita

Ayúdanos a elegir al ganador del premio del público.

PUBLICIDAD