proyecto fracasado El parque forestal apenas mantiene un 5% de los árboles que se plantaron

El 'parche forestal' del Guadalmedina

El fracasado intento de reforestación que se llevó a cabo en la cuenca baja del río preocupa a los expertos de cara a un posible embovedamiento del cauce debido al alto riesgo de riadas

Raquel Garrido / Málaga | Actualizado 14.02.2011 - 01:00
zoom

Dos expertos de la UMA visitaron esta semana el parque forestal.

Share
Mucho se ha hablado en las últimas semanas sobre si se debe o no embovedar el cauce del río Guadalmedina a su paso por el centro de la ciudad. Pero muy poco sobre lo que ocurriría con los arroyos sin regular que vierten aguas abajo de la presa del Limonero y que apenas tienen capacidad para frenar el agua en el más dramático de los escenarios si llueve de forma torrencial. Y en ese debate las miradas deben dirigirse irremediablemente hacia el llamado parque forestal Ciudad de Málaga. Es ahora cuando ese gran espacio, en el que hace ocho años hubo un intento fallido de reforestar la cuenca baja del río para precisamente evitar las inundaciones periódicas que a lo largo de la historia ha sufrido la ciudad, cobra más protagonismo que nunca.

Si el objetivo de aquel ambicioso proyecto que costó a las arcas públicas más de 9 millones de euros era proteger a Málaga de posibles riadas mediante la repoblación de las 380 hectáreas que forman el parque, el tiempo ha demostrado que no se ha cumplido. Lo dicen los expertos que durante años han realizado un minucioso seguimiento de la evolución de la "lamentable" plantación de los 248.000 árboles que la empresa constructora ACS, propiedad del presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, llevó a cabo en 2003 por encargo de la ya desaparecida Confederación Hidrográfica del Sur (CHS), que por aquel entonces presidía José Antonio Villegas.

A simple vista, el fracaso de la reforestación no pasa desapercibido para nadie. Apenas un 5% de lo que se plantó ha logrado sobrevivir y únicamente dan un aspecto de zona verde al parque los árboles que ya había plantados mucho antes de que se acometiera la plantación. Pero si se analizan aspectos meramente hidrológicos de cara a un posible embovedamiento del río, los resultados son más visibles y más preocupantes aún. Así lo aseguró el profesor de Geografía Física de la Universidad de Málaga (UMA) José Damián Ruiz Sinoga, quien señaló que los signos de degradación del suelo son "evidentes" en las laderas de los arroyos que discurren por este parque y que vierten directamente al cauce del río Guadalmedina.

Pendientes de más del 80% y una longitud que supera los 70 metros en algunos casos hacen de estas laderas un peligroso aliado de las lluvias torrenciales en el caso de que se produzcan. ¿Y por qué? Según el experto porque la degradación del suelo llega al 90% en la mayoría de los casos debido a que "no valía con plantar cuatro pinos sino que requería una actuación integral en la cuenca para que el suelo no se vaya al fondo del arroyo cada vez que llueva". Enormes socavones y un suelo pedregoso por el que cuelgan los interminables tubos de riego que se instalaron por todo el parque para regarlo dan idea de la inestabilidad del suelo que debe retener parte del agua cuando llueve.

Ni el tipo de reforestación que se llevó a cabo en su momento ni las especies que se plantaron eran las adecuadas y el tiempo no ha hecho más que confirmarlo. "Muchas eran plantas ornamentales que no han podido resistir a las duras condiciones del terreno y a la falta de mantenimiento y riego que han tenido estos años", explicó el profesor de Biología Vegetal de la UMA Andrés Pérez Latorre. Eran especies demasiado delicadas para las características de la zona y poco recomendables si lo que se pretendía realmente era crear una cubierta vegetal lo suficientemente densa como para evitar que el suelo de las fuertes pendientes de la zona terminen en el fondo de los arroyos cada vez que llueva, según señaló.

Es lo que ha ocurrido a lo largo de estos ocho años en los se han producido una serie de procesos que indican, según Ruiz Sinoga, "una actividad erosiva continua e intensa". La consecuencia más directa es que la mayoría de los diques que se construyeron a lo largo de estos arroyos se han ido colmatando por el cúmulo de sedimentos que se han ido depositando en este tiempo. Aunque lo que más preocupa a los expertos es que en la actuación que se hizo en la cabecera de estos arroyos es "casi inexistente". En una visita que este periódico realizó con los expertos pudo apreciar cómo la parte alta de las cuencas se encuentran absolutamente deforestadas, lo que contribuiría a aumentar el riesgo torrencial del caudal ya de por sí peligroso por la forma de embudo que tienen y la velocidad que adquiriría debido a sus fuertes pendientes.

Es lo primero que deberían plantearse, según los expertos, los que ahora debaten sobre el futuro del río Guadalmedina antes de tomar cualquier otra decisión. Aún se está a tiempo de enmendar lo que denominan el "parche" forestal. Otra cosa es que se haya perdido un tiempo precioso.
16 comentarios
  • 16 Naturalista 18.02.2011, 23:36

    Lo prefiero tal y como está: lleno de tipuanas, jacarandas y ficus sería un horror. El hecho de que esté cerrado al ganado promueve la mejor protección: la maleza que tanto se denigra. Bien por los matojos. Las encinas residuales albergan especies de la Directiva de Hábitats: Cerambyx cerdo.

  • 15 Naturalista 18.02.2011, 23:35

    La adquisición del suelo por el Ayuntamiento es una gran noticia (cosa que la junta no ha hecho hasta ahora). Se debieron exigir responsabilidades a quien planificó y ejecutó el disparate repoblador de este espacio.

  • 14 JOE 17.02.2011, 19:17

    Además, la extinta Confederación Hidrográfica del Sur, que debía aportar el 25%, no llegó a incluir el plan entre las obras de reforestación programadas en base a los fondos Feder del anterior marco comunitario 2000-2006. La prioridad era acometer la repoblación de unas 10. 000 hectáreas en una primera fase por el elevado grado de erosión que presenta la cuenca alta del Guadalmedina.

Normas de uso

Este peri�dico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta secci�n y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario
Concurso

Ganadores del concurso

Ya conocemos a los ganadores del premio del público y del jurado.

PUBLICIDAD