Las buenas vecindades del flamenco

  • Músicas cercanas a lo jondo en los ciclos 'Flamenco y otras aves' y 'Al son de las estrellas'

Hace tiempo que el flamenco echó raíces en otros géneros. La aproximación de la rumba a los territorios jondos viene de antiguo, pero otros sonidos contemporáneos y más modernos, como el rap, se han empapado igualmente de estos aires y matices. La Bienal dedica en esta edición dos conciertos que reflejan estas vecindades. El primero se celebrará este mismo viernes 17, en el Auditorio de la Cartuja y dentro del ciclo Flamenco y otras aves, y reunirá a Peret, Los Chichos y Kiko Veneno, tres insignes representantes de diferentes escuelas de la rumba española en las últimas décadas.

Peret, maestro y pionero de la rumba catalana, presentará en directo De los cobardes nunca se ha escrito nada, un álbum que recoge algunas de las canciones de su memoria sentimental. De ésta habrá y mucha en la actuación de Los Chichos, que durante una hora repasarán sus singles más rotundos, temas como Quiero ser libre, Son ilusiones, El Vaquilla, Ni más ni menos o Amor de compraventa, que en los años 70 y 80 los convirtieron en reyes de la vertiente más castiza, gitana y sociológica de la rumba, algo así como la banda sonora apócrifa de la vida (muchas veces peligrosa) en el extrarradio de las grandes ciudades.

Inequívocamente popular, pero con muchísima más importancia de la ironía en sus canciones, Kiko Veneno completa el cartel de este concierto, al que llega con el reciente Dice la gente bajo el brazo, y promete defenderlo con buenas dosis de rock vibrante.

En el mismo recinto, pero una semana después, el viernes 24, y dentro de Al son de las estrellas, actuarán Raimundo Amador y La Mala Rodríguez. El sevillano se acompañará de Remedios Amaya y su hermano el pianista Diego Amador en una parte más tradicional, con tangos, bulerías y temas propios. Pero también interpretará piezas habituales de su repertorio y de Medio hombre, medio guitarra, su último trabajo, un compendio ecléctico, como acostumbra, y unido por su virtuosismo con las seis cuerdas. Con él ha colaborado La Mala en discos como Alevosía o Malamarismo. La rapera viene ahora con Dirty Bailarina, un álbum con el que sigue demostrando un talento y una ambición más allá de fronteras, tanto estilísticas como geográficas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios