La práctica de un teórico

A contratiempo. Guitarra, composición y dirección musical: Paco Escobar. Segunda guitarra: Antonio Carmona. Cante y palmas: Inma la Carbonera, Victoria Escobar. Percusión y marimba: Antonio Moreno. Piano: Laura de los Ángeles. Viola de gamba: Fahmi Alqhai. Violín: Jaime Hernando. Bandoneón: Luis Caruana. Lugar: Teatro Alameda. Fecha: Lunes, 20 de septiembre. Aforo: Tres cuartos de entrada.

Paco Escobar presentó un buen ramillete de músicas, y algunas letras, de composición propia. Escobar es profesor en la Facultad de Comunicación de Sevilla, así que podemos decir que la guitarra no es su actividad principal. Sorprende pues que en un mundo tan profesionalizado como la guitarra flamenca, con un nivel técnico altísimo, la Bienal programe a un músico que, como digo, no tiene la guitarra como actividad principal. Escobar no posee la técnica desbordante hoy habitual en el toque jondo. Lo que ofreció a cambio fue un puñado de composiciones originales y la posibilidad de un diálogo musical con instrumentos en principio ajenos al flamenco como la marimba o la viola de gamba, y otros más habituales en lo jondo como el violín o el bandoneón.

Escobar es filólogo y profesor en el doctorado de flamenco en la Universidad de Sevilla y su obra, si bien no resulta compleja en un nivel puramente técnico, sí lo es a nivel teórico, por los diálogos armónicos que propone: así nos lo señalan los textos del programa de mano. Pero lo que interesa al oyente no es el discurso sino la práctica, y ésta consiste en una música contemplativa, morosa, solar. Que se acerca a los estilos de la tradición, granaínas, soleares, tangos, seguiriyas, con mucho tiento, casi de puntillas, sin querer llamar la atención: de hecho, algunos de los recursos enfáticos más recurrentes de la guitarra flamenca actual, los golpes en la tapa y los rasgueos contundentes, están casi por completo ausentes en el toque de Escobar. Una liviandad que contrastó notablemente con la contundencia del piano de Laura de los Ángeles, como se vio, por ejemplo, en los acompañamientos tan diferentes que ambos músicos ofrecieron para el cante de Inma la Carbonera en la canción La Salvaora, el particular homenaje de Paco Escobar a Caracol.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios