Cuerdas con nombre propio

Mucho ruido y poca guitarra

  • La popularidad internacional del toque flamenco no se refleja en la Bienal, que programa sólo 7 conciertos de guitarra solista en una oferta de 55 espectáculos

La guitarra tiene este otoño flamenco sevillano bianual un nombre propio: Paco de Lucía. Se trata del más importante intérprete flamenco de los últimos 40 años, sin duda el más conocido internacionalmente, y el responsable de la popularidad actual de la guitarra flamenca más allá de nuestras fronteras. Una popularidad que, desafortunadamente, no se refleja en las programaciones flamencas habituales de nuestro país, fenómeno del que esta Bienal no es una excepción. Tan sólo siete conciertos de guitarra solista en 55 espectáculos programados en total. Las propuestas, como se ve, son de lo más variadas: desde estrellas internacionales como Tomatito, que presentará el sábado 25 de septiembre un nuevo espectáculo, hasta consagrados como Juan Carlos Romero o Niño de Pura, pasando por valores emergentes como Santiago Lara o David Carmona y una propuesta tan atípica como A contratiempo de Paco Escobar, que veremos el lunes 20 de septiembre en el Teatro Alameda.

Paco de Lucía incluye a Sevilla, en el concierto de clausura de la Bienal, dentro de su gira actual que, con el mismo repertorio y con prácticamente los mismos intérpretes, lleva en la carretera casi un lustro. Clásicos del repertorio del tocaor, a la espera de su nuevo disco, como la seguiriya Luzía, los tangos Sólo quiero caminar y la famosa rumba Entre dos aguas, que suele hacer en los bises. Las novedades de esta gira son la vuelta de la armónica de Antonio Serrano al grupo y la incorporación del baile del hermano menor de Farruquito, El Farru, a la formación.

Juan Carlos Romero cuenta sus comparecencias en la Bienal como estrenos absolutos de sus nuevas composiciones instrumentales, en este caso las que formarán parte de su próxima entrega discográfica El agua encendida. Y digo instrumentales porque el tocaor también ha firmado melodías de cantes para las voces de Carmen Linares, Arcángel y Miguel Poveda en las últimas entregas discográficas de dichos intérpretes, siendo, junto con Morente, Isidro Muñoz y Manolo Sanlúcar, uno de los pocos compositores para voz flamenca de nuestro tiempo. En este caso la guitarra de Romero será la protagonista el día 1 de octubre en el habitual escenario del Teatro Central. A propósito del concierto, su protagonista afirma que será un espectáculo "muy flamenco, volviendo la mirada a mis propios inicios, a aquellas cosas que siempre me gustaron y emocionaron. Pero claro, esa mirada se ha enriquecido y lleva en ella todo lo vivido, con un lenguaje creo que claramente identificable. Mi hijo y mi mujer serán los ejes de este concierto por motivos muy diferentes". Acompañarán al tocaor Carmen Molina y El Pulga al cante, Alexis Lefevre al violín, Tino Di Geraldo a la percusión, El Bobote a las palmas y Los Mellis y Mercedes Amador a los coros.

Algo parecido podemos decir del sevillano Niño de Pura que, con la voz del cordobés Churumbaque, penúltimo ganador de la Lámpara Minera en La Unión, ofrecerá su nuevo espectáculo Flamen-Pura el próximo viernes 17 de septiembre, también en el Teatro Central. Santiago Lara presentará Concuerda el día 27 en el Teatro Alameda con el baile de la jerezana Mercedes Ruiz.   

Tomatito, por su parte, prepara un espectáculo muy natural, de puro toque, cante y baile, sin otros efectismos ni instrumentos. Al toque estará, además de Tomate, su sobrino El Cristi. El cante correrá a cargo de Simón Román, Morenito y El Ingueta y al baile veremos Jose Maya, que interpretará una seguiriya. Como siempre en la obra del almeriense, el recuerdo a Camarón estará también presente el 25 de septiembre en el Teatro de la Maestranza.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios