La Junta aprueba el II Plan Andaluz de Formación Profesional

  • La nueva estrategia, con 3.864 millones hasta 2015, incluye una oferta integrada y adaptada a las necesidades del sistema productivo.

El Consejo de Gobierno aprobó, en su última reunión del año, el II Plan Andaluz de Formación Profesional 2011-2015 que, con una inversión de 3.864 millones de euros, incluye una oferta formativa de calidad, flexible e integrada para adaptarla a las necesidades del actual sistema productivo.

El documento, rubricado por las consejerías de Educación y Empleo con el consenso de los agentes sociales y económicos, persigue elevar la empleabilidad de la población activa andaluza, mejorar la competitividad del tejido empresarial, promover el espíritu emprendedor y potenciar la implantación del Sistema Nacional de Cualificaciones y Formación Profesional en la comunidad andaluza, según ha explicado el consejero de Empleo, Manuel Recio, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno.

El plan fija siete objetivos y 86 medidas dirigidas a los 3,9 millones de personas que conforman la población activa andaluza (desempleados y trabajadores en activo a los que se destina la formación para el empleo) y a los 1,8 millones de jóvenes de entre 16 y 24 años que pueden acceder a la formación profesional inicial o reglada.

Entre las líneas más importantes de esta iniciativa, respaldada por el Consejo Andaluz de Formación Profesional y en consonancia con el VII Acuerdo de Concertación Social, se fija la acreditación de las competencias adquiridas a través de la experiencia laboral y la implantación de los certificados de profesionalidad.

El primer objetivo, con 2.870 millones de euros, se centra en potenciar la calidad formativa, la igualdad de oportunidades, la flexibilidad y la mejora de la empleabilidad de la población. Para ello, se proporcionará una oferta adaptada a los sectores productivos más demandados, según los estudios realizados por el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) a través de su Sistema Argos de Prospección Permanente del Mercado de Trabajo. Estas necesidades marcarán la planificación de la Formación Profesional Inicial y para el Empleo, la distribución del programa de Escuelas Taller, la convocatoria de cursos para desempleados y el diseño de módulos profesionales que permitan la convalidación de títulos entre los sistemas formativos vigentes.

Asimismo, se prevé el impulso a la igualdad de oportunidades con la consolidación de los actuales sistemas de incentivos, como el programa Beca 6000, y ayudas orientadas específicamente a colectivos en riesgo de exclusión social. También recoge el compromiso de potenciar la red pública de formación, diversificando la oferta de ciclos de FP de Grado Medio y Superior, de los Programas de Cualificación Profesional Inicial y de las acciones de la Formación Profesional para el Empleo.

El segundo objetivo establece la vinculación de la oferta formativa al Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales y el impulso de las acreditaciones que reconocen las competencias profesionales adquiridas por experiencia laboral cuando se carece de titulación. En este sentido, se estima que 12.000 andaluces obtendrán este mes certificados de profesionalidad en distintas materias. El plan recoge, asimismo, la creación de un Registro Andaluz de Certificados de Profesionalidad, el diseño de programas de cualificación profesional inicial para favorecer la inserción laboral, educativa y social de mayores de 16 años que no han obtenido el Graduado de Secundaria y la elaboración de un mapa de cualificaciones.

La integración de toda la oferta de FP mediante la coordinación de las políticas formativas y las activas de empleo, es el eje del tercer objetivo. Para ello se prevé el desarrollo de una red pública de centros integrados con una oferta unificada de este tipo de enseñanza, el reforzamiento del Consejo Andaluz de Formación Profesional y del Instituto Andaluz de Cualificaciones Profesionales y el establecimiento de mecanismos de convalidación de los títulos obtenidos mediante certificados de

Como cuarto objetivo del plan, la Junta fomentará el aprendizaje a lo largo de toda la vida laboral con el desarrollo de un Sistema Integrado de Información y Orientación Profesional en Andalucía que permitirá la realización de itinerarios personalizados de inserción una vez detectadas las necesidades formativas de cada desempleado.

El quinto objetivo es extender la sociedad del conocimiento y elevar el nivel formativo de la población andaluza, así como reducir la falta de personal técnico en ciertas profesiones. Para ello se reforzarán las campañas de sensibilización en los ámbitos familiar y docente y se potenciarán los mecanismos de reincorporación de los adultos o personas de baja cualificación que abandonaron sus estudios y están en el paro.

El documento concluye con un séptimo objetivo consistente en el establecimiento de medidas de seguimiento y evaluación, la implantación de sistemas de gestión de la calidad en los centros y el impulso de proyectos de investigación. También se incluyen planes de formación anuales para el profesorado.

Más de 203.000 andaluces se están beneficiando a lo largo de este curso de las distintas actuaciones de Formación Profesional, tanto Inicial (104.525) como para el Empleo (98.621).

Balance de legislatura

Junto con la aprobación del II Plan de Formación Profesional, el consejero de Empleo ha presentado al Consejo de Gobierno un informe sobre las políticas de su departamento en la presente legislatura. En el capítulo de acciones formativas, las medidas desarrolladas han beneficiado en este periodo a cerca de 830.000 personas, a través de 44.100 cursos que han supuesto una inversión de 1.200 millones de euros.

Ha destacado los planes especiales iniciados este año por la Consejería de Empleo para los colectivos que tradicionalmente tienen más dificultades de inserción laboral: el Motiva, orientado a los jóvenes menores de 30 años, y el 45 Plus, para los mayores de esta edad.

El Programa Motiva beneficiará a unos 150.000 jóvenes, con una inversión cercana a los 381 millones de euros hasta el 2012. Respecto al Programa 45 Plus, con una dotación de 104 millones, se estima que beneficiará durante este año y el próximo a 65.000 personas mediante su reciclaje formativo desde los sectores tradicionales a otros con mayor demanda y proyección.

El consejero ha señalado que la agilización y modernización en la atención al ciudadano ha sido una de las prioridades del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) durante esta legislatura en la que se han ofertado más de 700.000 puestos de trabajo. Mediante el sistema de cita previa a través del teléfono o de internet se han gestionado más de 2 millones de consultas, evitándose así colas innecesarias en las oficinas del SAE. Por su parte, la Oficina Virtual del SAE, con un millón de visitas al mes y presencia activa en redes sociales, ha difundido 8.300 ofertas para 23.388 empleos.

Ha manifestado que el apoyo a emprendedores, uno de los ejes fundamentales de la acción de la Consejería, se ha traducido en la aprobación de laLey Andaluza de Promoción del Trabajo Autónomo, un colectivo que, en los cuatro años, se ha beneficiado de un paquete de 150 millones en incentivos.

También ha destacado la acción desarrollada por el Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía (Sercla), adscrito al Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (CARL), un órgano de mediación y conciliación que ha intervenido en casi 1.500 conflictos laborales, ha facilitado la conciliación laboral de 257.000 trabajadores y ha evitado 7 millones de horas de huelgas en Andalucía.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios