Clara batida a punto de nieve

Airbender. Ciencia-ficción, EE UU, 103 min. Director: M. Night Shyamalan. Guión: M. Night Shyamalan. Intérpretes: Jackson Rathbone, Cliff Curtis, Dev Patel, Seychelle Gabriel, Nicola Peltz, Noah Ringer. Música: James Newton Howard. Fotografía: Andrew Lesnie.

El realizador hindú-americano M. Night Shyamalan es un estilista, un pequeño maestro de la forma dotado de una exactitud para el encuadre, una serenidad narrativa y un limpio -casi transparente- sentido de la composición que dan una rara nobleza a películas que casi siempre suelen defraudar por sus guiones. Salvo en el caso de la hábil El sexto sentido, las posteriores El protegido, Señales, El bosque o El incidente prometían en sus planteamientos iniciales más de lo que daban; y se resentían del desfase entre el rigor formal y el desbarajuste argumental.

Airbender, el último guerrero extrema este mal al desarrollar con la habitual y serena elegancia formal de Shyamalan un argumento tonto basado en una boba serie animada norteamericana (Avatar, título tomado por Cameron para su exitosa epopeya de muñecos azules) a su vez inspirada -por no decir otra cosa- en los dibujitos anime o manga japoneses que tantos admiradores (también entre la intellligentzia) convocan en todo el mundo.

Como uno no se cuenta entre los admiradores del anime pueden imaginarse qué opinión le merece esta versión cinematográfica en 3D metido con calzador, basada en una copia televisiva de los originales japoneses. Contar esta tontería del niño que domina los elementos y es acosado por oscuros poderes, adobada con mañas de artes marciales y especiada con incontables efectos especiales, con la digna serenidad (hasta solemnidad en ocasiones) propia de Shyamalan multiplica las carencias del argumento y convierte el cuidado aparato formal en clara batida a punto de nieve.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios