Fraternidad blanca y suburbial

Ramona y su hermana. Comedia infantil, EEUU, 105 min. Dirección: Elizabeth Allen. Guión: Laurie Craig y Nick Pustay. Fotografía: John Bailey. Música: Mark Mothersbaugh. Intérpretes: Selena Gomez, Hutch Dano, Josh Duhamel, Ginnifer Goodwin, Sandra Oh, Joey King.

En los libros infantiles de Beverly Cleary, Ramona y su hermana Beezus son caracteres opuestos residentes en Portland, Oregon, la primera (Joey King), una niña hiperactiva y con mucha imaginación, la segunda (Selena Gómez), una adolescente reservada y discreta, y auténtica protagonista de estas aventuras cotidianas de ambiente blanco y suburbial.

La película de Elizabeth Allen invierte este protagonismo, focalizando toda su energía en las cándidas escenas gamberras de la más pequeña, coreografiadas al más puro estilo del canal Nickelodeon y con el inconfundible aroma familiar y moralizante de la productora católica Walden Media.

Los más pequeños podrán festejar esta elección, aunque sus vejigas no aguanten las casi dos horas que dura la función. Los adultos pendientes de otras cosas podrán disfrutar tal vez con la presencia de Ginnifer Goodwin (La sonrisa de Mona Lisa) como la encantadora Tía Bea y de Sandra Oh (Entre copas) en el papel de la profesora de Ramona. Los padres puede que se alegren también de ver una película para niños sin magos, vampiros o héroes de acción que comprar en la sección de juguetes del Carrefour. Deben estar avisados, en cualquier caso, de que el precio a pagar por una dosis de realismo contemporáneo incluye suspensos, peleíllas y facturas impagadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios