Islantilla recuperará el legado de Luis Ciges para exponerlo

  • Los más de 6.000 volúmenes se encontraban almacenados desde su muerte hace diez años · Se mostrará el Goya que ganó en 1995 como mejor actor.

La Mancomunidad Islantilla recuperará el legado del actor Luis Ciges (1921-2002), más de 6.000 volúmenes de distintos estilos, para exponerlo de forma permanente, una vez que sus responsables han comprobado que se encuentra almacenado diez años después de la muerte del actor.

Así lo han confirmado a Efe fuentes de la Mancomunidad, que han señalado que este asunto será tratado de forma urgente en la próxima reunión de este ente, gestionado por los ayuntamientos de Lepe e Isla Cristina.

Luis Ciges fue el primer homenajeado en el desaparecido Festival Internacional de Cine Inédito de Islantilla, en su primera edición, celebrada en 2000, por lo que obtuvo el Camaleón de honor del certamen, y le impactó tanto la zona de la costa de Huelva que decidió que sus pertenencias terminasen en poder del certamen.

El legado es muy amplio y tiene como objeto más destacado el Goya que ganó en 1995 como mejor actor de reparto por su papel en Así en el cielo como en la tierra. Todo el material fue catalogado en su día mediante un amplio trabajo que se prolongó por espacio de 19 meses y posteriormente fuer colocado en estanterías para que se pudiese ver, aunque con el paso del tiempo fueron ubicados todos los elementos de nuevo en cajas, donde esperan a que se realice una actuación, que podría pasar por encontrarle una ubicación permanente, o bien organizar una exposición itinerante por distintos espacios.

De forma esporádica se ha expuesto en alguna ocasión, aunque no de forma permanente, para poder ver, entre otros objetos, libros dedicados de su tío, José Martínez Ruiz -Azorín- (1873-1967), y piezas únicas, como un ejemplar de El viaje a ninguna parte dedicado por el propio Fernando Fernán Gómez, o el guión que usó Luis García Berlanga en París Tombuctú.

El legado del actor lo integran un total de 6.010 volúmenes de su biblioteca, que entregó a Islantilla cuando tuvo que abandonar su casa para irse a vivir a una residencia de ancianos.

Consagrado como uno de los actores secundarios más sólidos del panorama cinematográfico español, su figura enjuta lo sitúa en papeles cómicos o de personaje excéntrico y marginado, y entre los pocos papeles protagonistas que llegó a interpretar, se le recuerda especialmente por el personaje principal en la comedia surrealista El milagro de P. Tinto (1998), de Javier Fesser.

En cuanto a sus trabajos en televisión, entre 1991 y 1995 interpretó a Ricardo, uno de los clientes habituales de Farmacia de guardia, de Antonio Mercero.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios