Crítica 'Red Army'

Perestroika sobre hielo

Red Army. Documental, EEUU, 2014, 76 min. Dirección y guión: Gabe Polsky. Fotografía: Peter Zeitlinger, Svetlana Cvetko. Música: Christopher Beck y Leo Birenberg. Con: Slava Fetisov, Sergei Makarov, Alexei Kasatonov, Igor Larionov, Vladimir Krutov.

De la misma forma que Foxcatcher no es una película deportiva, Red Army no es un documental sobre el mejor equipo de hockey sobre hielo de todos los tiempos. Si uno desentraña el complejo y sombrío sustrato histórico y mítico de la moral neoconservadora norteamericana y su repunte en los años 80 del pasado siglo, Red Army retrata los estertores y el ocaso de la Guerra Fría, el camino hacia la Perestroika, la pervivencia del viejo régimen soviético en la nueva Rusia, a través de la formación y las hazañas de aquel mítico equipo del Ejército Rojo que adelantó en su disciplina una manera de juego, siempre cohesionada y colectiva, sin miedo al tiempo, que luego hemos conocido y disfrutado por aquí como el tiqui-taca del Barça de Guardiola.

El norteamericano Gabe Polsky aspira a reconstruir el ambiente y la tensión latente de toda una época con su documental de compilación, archivo (mucha televisión) y testimonios sobre los triunfos, el éxodo y la diáspora de estos jugadores, desde sus días de entrenamiento marcial comandados por Viktor Tokhonov, las victorias consecutivas en su primera gira por Canadá, la dramática derrota contra la selección de Estados Unidos en las Olimpiadas de Invierno de Lake Placid en 1980 y la posterior recuperación antes del exilio y la dispersión de muchas de sus estrellas, algunas de las cuales, con el gran Slava Fetisov al frente, acabaron jugando, triunfando y exportando su estilo de juego a la NHL norteamericana.

Avalado por Werner Herzog, este documental se organiza en un formato ágil y entretenido, ayudado por recursos de ficción como la música y el montaje, y más atento a la progresión narrativa de los acontecimientos que a las contradicciones y ambigüedades que, como en el caso del propio Fetisov, un tipo algo siniestro que luego sería ministro de Deportes de Putin entre 2002 y 2008, afloran para estrechar las relaciones entre deporte y política.

Red Army pertenece también a esa corriente de recuperación de los años 80 y su estética que vive hoy el cine y la televisión (vean, si no, la serie The Americans) y que confirma que toda una nueva generación de guionistas y directores han puesto ya su memoria afectiva al servicio de nuevas ficciones para la industria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios