Las jornadas parisinas de 'El hombre de las mil caras'

  • Alberto Rodríguez comienza el rodaje de su nuevo proyecto, que ayer pasó por el Louvre.

Mientras los cines franceses proyectan La Isla Mínima, que se estrenó en el país vecino el pasado día 15, Alberto Rodríguez filma en París las primeras escenas de El hombre de las mil caras, un proyecto cuya ambición llevará al director a visitar otros escenarios como Madrid, Ginebra y Singapur. El productor Gervasio Iglesias anunciaba ayer el edificio en el que estaban rodando, posiblemente la pinacoteca más famosa del mundo. "Los momentos increíbles de un rodaje: poder estar a solas en el Louvre (aunque sean las cinco de la mañana)", informaba en su cuenta de Twitter el cineasta, que aportaba una imagen en la que una silueta se perfilaba en la oscuridad de las horas previas al amanecer con el edificio del museo iluminado al fondo. Horas más tarde, Iglesias añadiría en la misma red social: "Segundo día de rodaje en París de El hombre de las mil caras. Hoy toca Louvre".

Comienza así un rodaje que abarcará 11 semanas y en el que Eduard Fernández se pondrá en la piel de Francisco Paesa, un agente secreto en cuya asombrosa trayectoria Rodríguez y su coguionista Rafael Cobos -acostumbrados a partir de relatos de género para explorar la realidad española- veían "un pretexto fantástico para mostrar cuál es el signo político de nuestra sociedad", explicaba Cobos hace unas semanas. La película se centra en la operación de búsqueda del ex director de la Guardia Civil Luis Roldán, al que encarna Carlos Santos en un reparto que completan José Coronado, como el amigo de Paesa Jesús Camoes, y Marta Etura como Nieves Fernández, la mujer de Roldán. Un cuarteto que sacará provecho al esmero con el que Rodríguez dirige a sus intérpretes, como recordaba Javier Gutiérrez en un prólogo al guión de La Isla Mínima, editado por Ocho y Medio. "Alberto Rodríguez hace trabajar a sus actores desde la honestidad más absoluta, no se deja engañar, les somete a un tercer grado, donde tanto él como Rafael Cobos se intercambian los papeles en una especie de interrogatorio a los actores en la búsqueda de la solución perfecta", decía el ganador del Goya y de la Concha de Plata en San Sebastián. En el nuevo elenco llama la atención la transformación física que afronta Santos, un intérprete de ya larga trayectoria, conocido por el gran público por Los hombres de Paco o El tiempo entre costuras, que en este papel por el que ha tenido que ganar kilos parece tener una oportunidad para confirmar su talento.

Mientras El hombre de las mil caras empieza a tomar forma, La Isla Mínima continúa con su carrera internacional y en las últimas semanas se ha estrenado en Hungría, Grecia, Holanda y Francia y desde final de mes, el día 31, se podrá ver también en las salas de Dinamarca. La llegada a los cines de Reino Unido -con el título de Marshland- está prevista para el 7 de agosto y como anticipo la distribuidora Altitude Film ha difundido un sofisticado cartel de la película. Desde su presentación en el Festival de San Sebastián, la intriga ambientada en las marismas del Guadalquivir durante la Transición se ha exhibido en los certámenes de Dublín, Santa Bárbara, Seattle y Panamá, entre otros. El pasado fin de semana, la triunfadora de los últimos Premios Goya no pudo imponerse en los Premios Platino debido a la fuerza de Relatos salvajes, pero el trabajo de Álex Catalán fue reconocido como la mejor fotografía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios