Cernuda, un poeta que sigue vivo 50 años después de su muerte

  • Homenajes y presentaciones recuerdan en varias ciudades andaluzas al autor de 'La realidad y el deseo'.

Comentarios 5

Luis Cernuda tenía la costumbre de acompañar al colegio a los nietos de Concha Méndez, en cuya casa de la calle Tres Cruces de Coyoacán se alojaba el poeta, pero aquella mañana aquel hombre que tenía la costumbre de madrugar -se levantaba a las seis, preparaba el desayuno y él mismo, muy celoso de su orden, arreglaba su cuarto- no había bajado. Fue Paloma Altolaguirre, la hija de Concha Méndez, quien encontró al autor de La realidad y el deseo en el suelo, en batín, pijama y zapatillas, con la pipa en una mano y las cerillas en la otra. Su biógrafo Antonio Rivero Taravillo apunta algunos detalles por los que el sevillano seguía vinculado a la vida -el día antes había visto Divorcio a la italiana, en su máquina de escribir dejaba un texto sobre los Álvarez Quintero-, pero es posible que presagiara su fin: semanas antes se ha negado al reconocimiento médico que le exigen las autoridades norteamericanas para concederle el visado, afirma que él ya había rebasado la edad -los 60 años- en que sus familiares habían muerto por un ataque al corazón, y su carácter deja atrás esa frialdad que muestra ante los otros, se vuelve más afable.

Los congregados a su funeral no llegarían a la veintena, como si la despedida simbolizara ese doloroso camino en solitario que ha recorrido el poeta, un hombre que vivió en el exilio pero que tuvo siempre en su personalidad susceptible y difícil otra amarga forma de destierro. "No me queréis, lo sé, y que os molesta /cuanto escribo. ¿Os molesta? Os ofende. / ¿Culpa mía tal vez o es de vosotros?", expresaría en A sus paisanos.

Pero el tiempo tenía reservado a Cernuda un hueco como uno de los poetas indiscutibles del siglo XX. Los actos programados con motivo del medio siglo de su fallecimiento, como ya ocurrió en el centenario de su nacimiento en 2002, ponen de manifiesto el magisterio que sigue ejerciendo una de las voces más personales y conmovedoras de la literatura española. Su ciudad natal le rinde homenaje hoy y mañana en la Real Academia Sevillana de Buenas Letras, en las jornadas organizadas por la Casa de los Poetas A un maestro presente: Luis Cernuda. Un acto de apertura (programado a las 12:30) en el que participan Pablo García Baena y Rogelio Reyes Cano será el punto de partida de un encuentro por el que pasarán, entre otros especialistas, Jacobo Cortines, Antonio Rivero Taravillo, Juan Lamillar, Juan Antonio González Iglesias, José María Barrera, José Luis García Martín, Miguel Florián o Fernando Ortiz (se puede consultar la programación completa en la web http://icas-sevilla.org/). La prueba de la enorme vigencia de Cernuda está en la obra teatral en torno a la figura del autor que ha escrito Miky Mata, Andaluza soledad, un volumen editado por En Huida que se presenta también hoy en el Palacio de los Marqueses de La Algaba, a las 20:00.

Cernuda, que confiaba en que la posteridad le diese, al fin, el reconocimiento general que su tiempo le escatimó -"Yo sé que sentirás mi voz llegarte (...) Y entonces en ti mismo mis sueños y deseos / Tendrán razón al fin, y habré vivido", escribió en A un poeta futuro-, ha visto cumplidos sus deseos. En estos días se presentan dos publicaciones en los que grandes creadores celebran su legado. Uno de ellos es el libro A Cernuda, con unas violetas, que ha editado el Centro Cultural Generación del 27 y que reúne textos de Gil de Biedma, Brines, Juan Luis Panero, Álvaro Salvador, Benjamín Prado, Luis Muñoz o Joaquín Pérez Azaústre. La antología se ha elaborado con la misma imprenta en la que Emilio Prados y Manuel Altolaguirre publicaron Perfil del aire, la primera obra de Cernuda. Esta propuesta se mostrará hoy en Huelva (a las 20:00, en la Biblioteca Pública Provincial) y el jueves en Sevilla (a la misma hora en la Biblioteca Infanta Elena).

Asimismo, la revista Áurea dedica un número especial al autor de Desolación de la quimera, Leve es la parte de la vida que como dioses rescatan los poetas, que centrará hoy un acto en el Ateneo de Madrid y este viernes (a las 19:00) en el Ateneo de Sevilla. Una nómina de poetas del calibre de Antonio Gamoneda, Antonio Colinas, José Manuel Caballero Bonald o Luis Alberto de Cuenca participan en este proyecto. Los asistentes a la presentación en Sevilla -más de 40 escritores de toda España- leerán poemas el viernes, a las 12:00, frente a la casa del autor en la Calle del Aire.

Otra de las novedades en torno al poeta sevillano que ve la luz es Los años norteamericanos de Luis Cernuda, de José Teruel (Pre-Textos), obra que ganó el Premio de Investigación Literaria Gerardo Diego y con la que su autor visita hoy, a las 19:30, el Centro Cultural Generación del 27 de Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios