Agónico pero importante

  • El Marbella terminó asediando a La Roda durante toda la segunda parte, pero no encontró premio hasta el descuento El triunfo les aleja del descenso y el 'play off' está ya a 7 puntos

La Segunda B está cada año más igualada y una buena racha puede hacer pasar a cualquier del cielo al infierno, y viceversa. Este último es el caso que aspira a experimentar un Marbella que ha sumado siete puntos de los últimos nueve desde la debacle sufrida en el Ramón de Carranza. Además, se sigue haciendo fuerte en el Municipal. No exento de sufrimiento, pero sí sumando de tres en tres, que es lo realmente importante a estas alturas de temporada.

La Roda, que aún no había ganado a domicilio este curso, saltó al césped marbellí con ganas de romper esa dinámica. Se hizo con el mando del partido y sorprendió a los de Alfaro en los primeros minutos. No fue hasta pasada la primera media hora cuando los locales comenzaron a tomar las riendas del encuentro ya gozar de las mejores ocasiones.

Ya en la segunda mitad, la expulsión de Héctor empezó a decantar el choque a favor de los blanquillos. A partir de ahí, la última media hora fue un asedio, un quiero y no puedo de un Marbella que se topaba una y otra vez bien con el guardameta visitante, con la defensa o con un desacierto poco habitual entre los atacantes costasoleños.

La Roda apenas amenazó la portería de Francis en inferioridad numérica. Apostó por intentar sacar el punto que había mantenido desde el inicio, y estuvo a punto de conseguirlo. Le sobró un minuto al partido de los manchegos para sacar oro ante un rival que ya es menos directo que antes del duelo.

Guillem fue el protagonista de las mejores ocasiones. El ariete marbellí acabó desesperado ante la imposibilidad de colocar el 1-0 en el marcador. Los locales no paraban de producir en ataque, pero no encontraban la manera de marcar. El técnico maño puso toda la carne en el asador con los cambios, que dieron un aire renovado al ataque blanquillo. Pato, eléctrico como siempre, revolucionó desde fuera, Quiles añadió artillería al área y logró asistir a Sergio Narváez, que se erigió como el gran héroe de la mañana. El jerezano mandó el balón al fondo de las mallas con un excelente zurdazo cuando el partido ya agonizaba. Justo en ese descuento que tantos disgustos había dejado en el Municipal. El karma devuelve y el Marbella ya tiene el play off a siete puntos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios