Agüero vuelve a ser el guía del Atlético

El Atlético pasa a la siguiente ronda de la Copa del Rey al empatar en Zorrilla en un partido que se decidió con una genialidad del argentino Sergio Agüero y que los madrileños sacaron adelante con mucho sufrimiento y cautela en un emocionante final, en el que el Valladolid echó el resto.

La igualada de hace una semana sin goles dejaba todo abierto para este encuentro de vuelta y ninguno de los dos parecía dispuesto a firmar tablas. Físicamente, el Valladolid se presentaba más entero, pero los locales jugaron con once de suplentes y los rojiblancos, con todo su arsenal.

Aguirre recuperó, tras un mes y medio de baja, al medio centro ítalo-brasileño Thiago Motta, un jugador llamado a cumplir un papel protagonista en un equipo huérfano de jugadores de su corte. Por lo demás, el técnico mexicano echó el resto y no quiso saber nada de reservas, al contrario que Mendilibar, que sacó un once completamente diferente al del domingo en liga.

En el segundo tiempo una genialidad una gran jugada de Agüero culminada con disprao cruzado daba ventaja al Atlético. Llorente empató, pero el Valladolid no pudo recomponerse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios